Una denuncia previa suma polémica a la situación del juez Hugo Barrios

La abogada de otra empleada que denunció al juez en 2009 aseguró que su defendida sufrió problemas piscológicos por el destrato del magistrado. Ayer se ratificó una denuncia ante el Concejo Deliberante que investiga su accionar. 

La abogada Myriam Adriana Gauvry, quien en 2009 representó a  Ninfa Contreras en una denuncia contra el juez Hugo Barrios, aseguró que la demanda “por acoso laboral” no prosperó por “cuestiones políticas”. El juez fue nuevamente denunciado por acoso laboral y sexual y se abrió el proceso de investigación para determinar si le corresponde un Jury.

 

 

La letrada sostuvo su clienta tuvo graves problemas de salud como consecuencia de los maltratos que sufrió de parte del juez Barrios. “Hasta estuvo internada en un nosocomio de la ciudad y que como persistían las amenazas o acciones violentas se pidió el Jury ante el Concejo Deliberante y fue rechazado alegando que la señora Contreras no tenía domicilio en Posadas”, indicó.

 

 

 La abogada indicó que las acciones ejercidas por parte de Barrios hacia su defendida se profundizaron tras la muerte del esposo de Contreras y su supuesta ineficacia en sus tareas habituales. Según Gauvry hoy Ninfa Contreras goza de buena salud y se desempeña con excelencia en otro juzgado.

 

 

Ayer Gabriela Vergara -hermana de Ruth, quien fue la primera denunciante- ratificó su denuncia contra el Juez Barrios, ante la comisión de Legislación del Concejo Deliberante. La joven presentó una denuncia formal ante por “amenazas, abuso de autoridad, acoso laboral, violencia de genero y mal desempeño de sus funciones” contra Barrios, Juez del Tribunal de Faltas, juzgado Nº 2”. Esta es una de las tres denuncias presentadas ante el Concejo, por lo que se disparó el proceso de investigación en la comisión de legislación presidida por el concejal Julio Vivero.

 

 

Asimismo se hizo conocida un acta de “desgrabación privada” donde uno de los testigos de la defensa de Barrios, fue el abogado Christian Humada, quien actualmente es el vicepresidente de la comisión de Legislación del Concejo. Esta documentación es parte de la causa penal, por injurias, iniciada por Barrios contra Ninfa Contreras, la empleada que en 2009 lo había denunciado por “bullying laboral y malos tratos” ante el Concejo Deliberante.

 

 

Humada reconoció su participación “como testigo en un acto de certificación de prueba” en la que estaba implicado Barrios. Consideró que esto no implica contradicción con su accionar en la comisión de legislación que evalúa la conducta del Juez en la actualidad.

 

 

El edil indicó que “hace cuatro años, en mi función de abogado, participé de una certificación de una prueba, que era una desgrabación privada”. Esa certificación fue de una prueba para una querella que llevaba adelante Barrios contra Contreras. “La causa prescribió y esa prueba ni siquiera llegó a utilizarse”, aseguró.

 

 

 

Sobre el antecedente Humada indicó que al inicio de las reuniones de la comisión de Legislación, por las causas actuales contra el Barrios, informó a los demás concejales y aclaró que legalmente “no hay ninguna razón para que me inhiba”.

 

 

Este situación de hace más de cuatro años “no quita que nosotros no seamos imparciales, atendamos a ambas partes y será lo que deba ser”, concluyó el edil.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE