Vladimir Putin logra una sólida victoria en las elecciones rusas

El primer ministro y candidato de Rusia Unida a la jefatura del Estado, Vladimir Putin, logró el 61,77% de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas hoy, de acuerdo con datos de la Comisión Electoral Central rusa.

De consolidarse la tendencia marcada en estas cifras, que corresponden al 15% de los votos según la agencia de noticias RIA Novosti, Putin obtendrá la Presidencia directamente sin acudir a un balotaje.

El segundo candidato más votado es el propuesto por el Partido Comunista (KPRF), Guennadi Ziuganov, que logró el 17,9% de los votos, por delante del ultraderechista Vladimir Zhirinovski (7,98%), el magnate multimillonario Mijail Projorov (7,62%) y el presidente de la cámara alta y líder hasta el año pasado de Una Rusia Justa, Sergei Mironov (3,66%).

Poco después de concluido el proceso las encuestas a boca de urna registraron un resultado similar que rondaba una ventaja de Putin de entre el 58 y el 59% en las preferencias ciudadanas.

El estudio del Centro de Investigación de la Opinión Pública de Todas las Rusias (VTsIOM) había otorgado a Putin un 58,3% de los votos, mientras que la Fundación de la Opinión Pública (FOM) estimó que el premier obtendría un 59,3%.

Los comicios se desarrollaron en medio de numerosas acusaciones de fraude por parte de partidos opositores y organizaciones independientes, informó la agencia de noticias Europa Press.

El antecedente de ese recelo son las elecciones legislativas del 4 de diciembre último en las que triunfó el oficialismo y que la oposición calificó de fraudulentas, lo que provocó masivas manifestaciones anti-Putin, el verdadero «patrón» de Rusia Unida.

Moscú, San Petersburgo, Vladivostok, Mumansk y Kazan, fueron la punta de lanza de las marchas más importantes que se recuerdan en los últimos 25 años en Rusia, una chispa que prendió en todo el país con movilizaciones que se sucedieron hasta las puertas del acto electoral de mañana.

En el día de hoy, aunque la votación trascurrió con relativa tranquilidad, desde temprano se multiplicaron las denuncias de incumplimientos de la ley y abusos cometidos por los responsables de diversos colegios electorales, sobre todo en la provincia de Oriol, y en Moscú, según reclamaron representantes del Partido Comunista.

Paralelamente, el nacionalista Vladímir Zhirinovski, candidato del líder del Partido Liberal-Democrático, criticó las cabinas de votación pues «permiten ver lo que la persona hace en su interior.

«No es una cabina para el voto secreto, es una profanación”, declaró a pie de urna, tras manifestarse esperanzado en que las elecciones «sean limpias».

Moscú cerró sus colegios electorales una hora antes del cierre en la región más occidental de Rusia, Kaliningrado.

Paralelamente a las elecciones presidenciales en toda Rusia, los moscovitas fueron citados a las urnas para cubrir 1.560 puestos de concejales, cargos que se disputan entre más de 4.000 pretendientes, de los cuales un 60% son candidatos independientes.

La Comisión Electoral Central en Moscú habló de una mayor participación que en las elecciones de 2008.

Observadores independientes, que ya presentaron numerosas demandas antes de la votación, hoy lamentaron de nuevo las miles de irregularidades.

El Ministerio del Interior rechazó estas reclamaciones y señaló que aparte de pequeños e insignificativos intentos de manipulación, la jornada electoral está funcionando «sin problemas», informó la agencia de noticias Europa Press.

La organización independiente de observadores electorales, Golos, el partido opositor Jakoblo y la nueva Liga de Electores, no obstante, encontraron «las mismas irregularidades» que las cometidas en las cuestionadas elecciones legislativas de diciembre pasado.

Tras votar hoy temprano en Moscú, Putín, de 59 años, señaló a la prensa que durmió «muy bien» y practicó deportes, tras manifestar su deseo de que la participación sea considerable, según informó la agencia de noticias Interfax.

También en Moscú el presidente Dimitri Medvedev votó junto a su esposa Svetlana, informó la agencia de noticias Europa Press.

Medvedev renunció a presentarse a la reelección con el argumento de que Putin contaba con más popularidad.

Minutos antes depositaba su voto Zhirinovski, tercero en las encuestas, mientras el primer candidato en votar fue el multimillonario Mijail Projorov, que se ubica cuarto en los sondeos previos.

Hasta el momento sólo se tiene constancia de dos detenidos en Moscú por distribuir propaganda durante la jornada de votación, según informaron fuentes policiales.

Hoy, la policía aumentó sensiblemente la seguridad en el centro de Moscú en previsión de las concentraciones de simpatizantes y detractores del primer ministro.

Junto al despliegue policial se impusieron restricciones de estacionamiento mientras los principales escenarios de las manifestaciones ya se encuentran vallados.

El candidato comunista, Zyuganov, pidió calma a la población.

«Van a tener lugar muchas acciones callejeras y ya se han presentado muchas peticiones para realizar concentraciones pero pido a todos que se contengan y cumplan con la ley», declaró en comentarios recogidos por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti. (TELAM)