Asesinato de Tomás: el fiscal del caso imputó a Ramón Cuello por «homicidio agravado»

Javier Ochoaizpuro tomará mañana declaración indagatoria al único demorado en la causa. El funcionario le pidió al magistrado que encabeza la investigación la detención del hombre de 36 años. La madre había declarado que antes del crimen el sospechoso culpó al menor por la separación. 

El fiscal de Junín Javier Ochoaizpuro imputó hoy al ex padrastro del pequeño Tomas, Raúl Adalberto Cuello, el delito de «homicidio agravado» y mañana le tomará declaración indagatoria. Fuentes judiciales informaron que el fiscal pidió hace instantes la detención del hombre de 36 años, demorado ayer tras el hallazgo del cuerpo de Tomas en un campo de Lincoln, y mañana sábado le tomar declaración indagatoria.

 

La detención fue solicitada al titular del Juzgado N° 1 de Junín, José Lucchini, quien ahora deberá expedirse. Mediante un comunicado, el fiscal Ochoaizpuro informó que el hallazgo fue a 500 metros de la ruta provincial N° 50, y a 3.000 metros de la rotonda de acceso a Lincoln, y que Tomás Dameno Santillán fue asesinado el martes pasado, mismo día de su desaparición, entre las 12 y 16 horas.

 

De acuerdo a la autopsia realizada ayer en el Hospital Interzonal General de Agudos de Junín, la causa de la muerte de Tomas fue “un paro cardiorespiratorio traumático a consecuencia de politraumatismos; traumatismo craneoencefálico; fracturas con hundimiento de ambas zonas laterales de cráneo (fractura de base de cráneo en bisagra); producidas con un elemento contundente y romo”.

 

El fiscal Ochoaizpuro imputó a Cuello el delito de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía, y en el día de mañana le tomará declaración indagatoria. Fuentes judiciales dejaron trascender que en el marco de la causa se secuestraron seis vehículos vinculados a Cuello, y ahora los peritos intentan determinar si en algunos de ellos Tomás pudo haber sido trasladado o asesinado. Uno de los autos secuestrados es un Fiat Palio que pertenece a la actual novia de Cuello, de 36 años.

 

La detención se da, además, luego de que la madre de Tomás, Susana Santillán declarara que Cuello culpaba al nene de la separación, sufrida hace unos meses. Además, la mujer reveló ante los investigadores que el padrastro. devolvió destrozados todos los objetos que pertenecían a la víctima cuando se separaron. dijeron que Susana Santillán declaró en el expediente que este episodio ocurrió cuando se separaron y ella le exigió a Cuellola devolución de sus pertenencias, por lo que su ex pareja le entregó juguetes, osos de peluche y retratos de Tomás destruidos. Los investigadores tomaron este hecho como otro claro indicio del odio que Cuello le tenía a Tomás porque lo responsabilizaba de su separación.

 

Otro dato que aportó la madre es que unos días antes de la desaparición de Tomás, Cuello le pidió prestado un cuchillo que ella guardaba como un recuerdo de su padre. La mujer declaró que se negó a prestárselo y que ahora cree que quizás Cuello planeaba asesinar a su hijo Tomás con ese cuchillo de gran valor sentimental para la familia.

 

De acuerdo con el tío del menor, el nene temblaba cuando lo veía a Cuello. Asimismo, otros tres testigos aseguraron que en alguna oportunidad escucharon a Cuello decir que lo iba a matar y «que le iba a pegar a la mamá donde más le dolía». Los investigadores del asesinato peritan los vehículos para determinar si en alguno de ellos fue asesinada o transportada la víctima.

 

Uno de los autos bajo la mira del fiscal es un Fiat Palio que pertenece a la actual novia de Cuello. Además, se hicieron nuevos rastrillajes en el campo donde fue hallado el cuerpo Fuentes de la investigación revelaron que varios de esos vehículos pertenecen al entorno del albañil detenido Ramón Adalberto Cuello (38).

 

El auto que está en la mira de los investigadores es un Fiat Palio Weekend que pertenece a la actual novia de Cuello y que manejaba con frecuencia el propio imputado. Peritos de la Policía Científica realizaban desde ayer varios trabajos periciales en los vehículos en búsqueda de huellas dactilares, cabellos, fibras, manchas hemáticas o cualquier otro elemento que pudiera probar que Tomás haya estado en alguno de esos autos. Incluso los pesquisas creen que el niño pudo haber sido asesinado en algún vehículo con el que el autor luego trasladó el cadáver hasta el campo donde ayer fue hallado.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE