Cómo encender la pasión de la pareja en Carnaval

El tiempo libre y la ruptura de la rutina colaboran a la hora de intentar volver a encender la llama de la sexualidad. Una especialista ofrece una serie de tips para que el fin de semana largo sea inolvidable.

“Y sí, ¡la lucha fue ardua y mucha… pero lo logré! Tengo pareja… pero, ¿cómo hago para mantener encendida la llama de la pasión?”. Esta reflexión, este interrogante, se hizo una paciente en consulta.

Se trata de un menudo y complejo desafío que requiere de muchos ingredientes para intentar lograrlo.

¿Qué pasa cuando hay amor pero el llamado de Eros se debilita o está ausente? ¿Qué hacemos? ¿Nos quejamos? ¿Lo culpamos al otro? ¿Hago de cuenta que no me doy cuenta? No recomiendo ninguna de estas opciones, y antes que Eros se vaya, ¡preparémonos para el carnaval con él!

El tiempo libre es un tiempo óptimo para reencontrarse, para recontratar, disolver resentimientos, armar diálogos afectivos y comprometidos… En síntesis, hay que “armar” en este tiempo que se acerca, y que por otra parte es único en el año (al menos para la mayoría de la población).

Y depende de nosotros: tengamos conciencia de que las rupturas con la rutina, con los horarios y con el trabajo posibilitan un clima más apto y permisivo para el regodeo de los cuerpos, pues durante el año, muchas veces el trabajo, la vida diaria, el llegar a fin de mes, ¡los hijos! producen un agotamiento tan grande que se convierten en enemigos de la sexualidad.

Porque la sexualidad necesita de tiempo y creatividad, ingredientes indispensables para que se arme un buen encuentro erótico.

En el llamado sexo doméstico, si somos veraces en nuestra reflexión… ¿Cuántos recuerdos inolvidables tenemos de ellos? Probablemente no demasiados; por eso, en las vacaciones, al tener tiempo para crear, inventar y sorprender, las posibilidades de placer se incrementan.

Pero tengamos presente que hay parejas que no reaccionan favorablemente ante el  tiempo libre. Por el contrario, el estar “sometidas” a compartir todo el tiempo incrementa los roces, la violencia o el aburrimiento. En estos casos, deberíamos aceptar que se trata de parejas con un grado importante de desgaste y lejos de producirse un acercamiento se acentúan las peleas y los desencuentros. Será el momento de pedir ayuda para resolver en cualquier sentido la situación, para no perpetuar una  agonía.

He aquí algunos tips para estimular un reencuentro exitoso:

– Recordemos que el cerebro es nuestro órgano más erótico, es el que manda las ordenes de atraer, rechazar, decir que no, decir que sí.

Desarrollemos la creatividad, el juego, el atreverse; nada de solemnidad a la hora del sexo.

– Mantengamos algún misterio, la incertidumbre, algo nuevo y desconocido (puede ser un juguete, una palabra, algunas lentejuelas por aquí y encajes por allá), algo que aporte vitalidad a la relación.

Tengamos presente, para ser realistas, que la rutina de las parejas estables comanda la sexualidad. Por eso, en este tiempo libre, enfrentemos el desafío para que Eros tome el comando.

Lic. Adriana Guraieb
Miembro didacta de la Asociación Psicoanalitica Argentina (APA)
Full member de la IPA (Asociación Psicoanalítica internacional)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE