La pobreza en el Nea bajó 22% pero sigue siendo la mayor del país

La tasa de pobreza del Nea se redujo a 18,1% en hogares y a 25,6% en personas y las de indigencia a 5,2% y 7,1% respectivamente. A escala nacional, la pobreza es de 9,4% en hogares y 13,9% en personas, la indigencia: 3,1% y 4,0% Las enormes diferencias regionales que caracterizan al país volvieron a quedar reflejadas ayer en una nueva entrega de la Encuesta Permanente de Hogares que realiza el Indec. El trabajo consigna datos referidos a la incidencia de la pobreza y la indigencia durante el primer semestre del año. Como en todos los informes referidos al desarrollo social, el Nea aparece como la región más desfavorecida, en este caso con valores que duplican al promedio nacional y triplican a los de la Patagonia.

En ese marco, los datos relevados en Posadas revelan un panorama aún peor que el de las demás provincias de la región, al punto de que Misiones registra las tasas mas altas del país en tres de los cuatro índices que se utilizan para medir la pobreza y la indigencia y en el restante ocupa el segundo lugar detrás de Resistencia.

La buena noticia es que todos los indices bajaron: para el Nea el informe revela una caída interanual de 22,3% de la pobreza en hogares y de 22% en personas, a escala nacional la reducción fue de 21% y 21,9% respectivamente y en Posadas, de 12,6% y 20%.

En materia de indigencia, la caída en el Nea fue de 29,7% en hogares y 34,36% en personas; a escala nacional, de 18,4% y 21,5% y en Posadas, de 22,7% y 4,1% respectivamente.

El informe ubica en 9,4% la tasa de pobreza en hogares y en 13,9% en personas, como promedio de los 31 aglomerados urbanos relevados, esos números se duplican en las provincias del Nea, donde la pobreza en hogares es de 18,1% y de 25,6% en personas y si se ubica el foco de análisis sobre Posadas, el cuadro empeora aún más con una pobreza de 19,4% en hogares (la más alta del país) y de 25,9% en personas (tasa superada solo por Resistencia con 26,3%).

En materia de indigencia, a escala nacional la tasa se ubica en 3,1% en hogares y 4% en personas, en el Nea es de 5,2% en hogares y 7,1% en personas y en Posadas en 7% y 8,5% (las más altas en los 31 aglomerados relevados).

Redistribución fallida

Todos los datos consignados en los párrafos anteriores revelan de modo incuestionable que el período de bonanza fiscal que vivió el país tras la crisis post devaluatoria, no sirvió para equilibrar las escandalosas diferencias de desarrollo regional y que la tan proclamada resdistribución del ingreso, lejos estuvo de ser realidad palpable.

El análisis de las tendencias de los índices de pobreza revelan incluso una profundización de las diferencias entre el país rico y el país pobre que conviven dentro de Argentina. A modo de ejemplo vale citar que la relación entre la región con mayor porcentaje de pobres, el Nea, y la menor índice, la Patagonia, era de 2 a 1 (60,3% contra 31%) en el primer semestre de 2004 y pasó a ser de 2,76 a 1 (25,6% contra 9,3%) en la primera mitad de este año. Dicho de otro modo: por cada pobre de la Patagonia, había dos en el Nea en 2004, cifra que se extendió a 2,75 en 2009.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE