“Puerto Piray tiene que ser la Suiza del Alto Paraná misionero”

El intendente Jorge Lezcano pretende hacer que Puerto Piray deje de ser noticia por sus distintas crisis, y que sea noticia por las obras y por su crecimiento. En este rumbo está trabajando y, poco a poco le está cambiando la cara a la ciudad. En el 134º aniversario del pueblo, el jefe comunal destacó la importancia de las empresas que están radicadas en esta localidad del Norte de la provincia e hizo un proyecto para doce años de labor, más allá de quien sea el intendente cuando termine su mandato.

El hombre nacido y criado en Piray reconoció que es un pueblo sufrido que las pasó todas. “Pero la cosa cambió y estamos con vencido que tenemos mucho futuro por delante”, dijo.

A continuación se transcriben los puntos más salientes de la charla mantenida con el jefe comunal de Piray.

¿Cómo encuentra Ud. a Puerto Piray?

– Piray es uno de los pueblos más antiguos de la provincia. Hoy lo encontramos atrasado con respecto a otros pueblos que son mucho más jóvenes.

Uno de los análisis que nosotros hacíamos cuando iniciamos esta gestión es que nos está faltando liderazgo, una fuerza nueva que diga que no es la que da de comer y mantener a la gente en la casa y esperar el voto en las elecciones. Eso fue chocando en la mente colectiva del pueblo.

¿Cómo sale del estancamiento?

– Salimos del estancamiento con una planificación clara en cuanto al desarrollo. Piray necesita del desarrollo urgente. Necesita de una planificación clara en cuanto a su espacio urbano, en cuanto a su cultura y educación. Y, esas son las bases por las cuales estamos trabajando fuertemente y, todo muy relacionado con el plan que es trabajar en las bases, en educación con los jóvenes que para enseñarles que trabajando los pueblos crecen. La familia es importante como unidad de contención y de desarrollo para que éste llegue a todo el pueblo. Tenemos que formar futuros dirigentes.

¿Cómo se hace para que la gente vuelva a creer?

-Sencillo. Hemos pasado todas las crisis habidas y por haber. Eso por depender casi exclusivamente de una planta fabril. Eso también tiene que cambiar. Esa es la otra estrategia que tenemos. Tenemos que buscar polos de desarrollo diferentes como el polo mueblero, agrario de manera que la economía no gira alrededor de una sola planta.

Los hechos son los que deben demostrar la línea. Ese plan, esa estrategia la tenemos que acompañar con hechos. Por eso desde que iniciamos hicimos un fuerte esfuerzo colectivo en la municipalidad con los empleados municipales quienes están trabajando entusiasmados por el plan. Hoy tenemos construcción de diversas obras con dinero propio. Estamos trabajando junto con la Provincia que nos está entregando cosas y esto nos permite que Piray prevea un mapa nuevo.

¿Piray puede crecer teniendo al lado dos polos como son Eldorado y Montecarlo?

– Indudablemente que es difícil por tener dos polos importantes y, nosotros estamos en el medio pero Piray tiene que ser la Suiza de estos moustros que son Eldorado y Montecarlo. Piray tiene un paisaje hermoso, una geografía incomparable y, por ende nos está faltando orden urbana y atractivos en la parte turística y habitacionales para que la gente viva en Piray porque es una ciudad tranquila sin sobresaltos.

¿Dejó de ser el elefante dormido?

-Si. Piray aportó mucho a la provincia durante todos estos años y, hasta hace poco Piray recibió muy poco de la Provincia.

Hoy hemos comenzado a dibujar un escenario diferente con la Provincia y la Nación.

Toda obra que llega a Piray tiene que tener el componente local. Aportar algo porque tenemos un porcentaje importante de desocupados que tenemos que comenzar a cubrir. Y, necesitamos marcarlo con el sello nuestro porque esto tendrá un sello arquitectónico que está dibujado con la Facultad de Artes de Oberá, con distintos arquitectos para que el desarrollo crezca en forma ordenado.

¿Qué atractivos le da la municipalidad a aquellas empresas que desean invertir en Piray?

– Piray tiene lo más apreciado que desean tener los municipios: Tierras. Piray tiene 360 hectáreas propias de los municipios que lamentablemente están con intrusos en su mayoría. Estamos trabajando en el reordenamiento de estas tierras. Además estamos buscando el polo de desarrollo mueblero. Y en ese sentido estamos trabajando con la Facultad de Artes de Oberá, con la Escuela Técnica con Alto Paraná Sociedad Anónima.

Hicimos dos Worck Shop relacionados con la madera y el mueble de manera de orientar a qué nicho y a qué sector muebles para no chocar con el mercado de Brasil o el asiático.

Tenemos agua, energía y la materia prima prácticamente a 200 metros de este parque industrial.

¿Piray es Alto Paraná dependiente?

– No. Es más Alto Paraná es demasiado importante para la zona de Alto Paraná. Creo que esta empresa tiene raíces muy fuertes en los pueblos que están más cerca y por supuesto en Piray.

¿Es PCP dependiente?

Sí. Hasta hoy tengo que decir que si porque su planta está dotada de la gente más antigua y son los que de, alguna manera compran en Piray. Piray tiene una gran falencia que es no tener bancos. Entonces cuando una personas cobra sus haberes va al banco a Eldorado o Montecarlo y, por ende compra en esas localidades. Es por eso que Piray tiene que tener un banco, máxime por el movimiento económico que tiene la localidad.

¿Qué proyección tiene de acá a cuatro años?

-La del desarrollo. Tenemos que lograr que Piray tenga un desarrollo ordenado y que sus jóvenes no se tengan que ir de Piray. Estamos trabajando en una mini costanera, acuamanía que será un polo importante y de pequeñas cabañas para que la gente pase un fin de semana.

¿Cómo está financieramente el municipio?

-Nosotros hemos ordenado las finanzas. Hemos pagado infinidad de cosas de gestiones atrasadas. Tenemos deudas importantes pero que no son de esta gestión. Esta gestión no le debe un clavo a nadie.

Tenemos acreencias importantes. Ex Benfide nos deben unos 400 mil pesos de agua. PCP tiene que empezar a pagar el agua Tenemos un conflicto con la Cooperativa de Electricidad de Montecarlo que dicen que les debemos 500 mil pesos que es cierto pero ellos nos deben 900 mil pesos a través que nos cobraron mal durante una década el agua que sale de las bomba. Seguramente llegaremos a un acuerdo.

Cuando asumimos en diciembre, los sueldos de noviembre no se habían pagado. Cuando debíamos pagar el medio aguinaldo nos descontaron un adelanto de coparticipación de 80 mil pesos. El personal no tenía pagado el seguro, tampoco las máquinas. Nosotros ordenamos todo, inclusive compramos diez computadoras en red. Cuando más recaudamos vamos a definir más obras o más lugares donde asistir. Acción Social, a partir de este mes tendrá una inyección económica para que levantemos el nivel hacia los que menos tienen.

¿Está manejando el municipio como empresa?

-Sí. Estamos haciendo un dibujo nuevo., de manera de darle un matiz más ejecutivo, racional pero siempre pensando sobre la tierra. Nosotros no pensamos en los votos en esta etapa, nosotros pensamos en el desarrollo del pueblo orientado hacia el bienestar del hombre.

¿Cómo es su relación con el gobierno provincial?

-Excelente. Tengo muy buena relación con todos. Siempre abro todas las puertas y estoy haciendo gestos para que en algún momento puedan hacerme el gesto a mí. Sabemos muy bien los que queremos. Cuando pedimos, lo hacemos con papeles en la mano. Nunca fuimos con las manos vacías sino con los proyectos.

¿Con el Concejo Deliberante?

-Excelente. Todos los proyectos de ordenanzas se aprobaron por unanimidad. Estamos trabajando acodo a codo sin celos.

¿Cuál es el mensaje a los pioneros?

– Gracias por forjar esto que se forjó, Piray ha sido importante en todo un tiempo. Piray ha sido la capital del carnaval de la Provincia. El polo forestal más importante de la Provincia. En Piray estuvo la primera estafeta del Alto Paraná. Debemos agradecerles a los pioneros todo lo que hicieron. A nosotros nos toca refundar Piray. Tenemos que continuar esa entorcha que dejaron los pioneros.

Haciendo futurología ¿ cómo se ve en el 2011 cuando esté celebrando su último aniversario como intendente?

– Cuando llegue ese último día de la intendencia, este plan que empezamos continúe porque este plan no se terminará dentro de cuatro años sino en doce años. Lo que más anhelo que este esfuerzo que estamos haciendo no se quede en la nada, más allá de quien siga al frente de la intendencia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE