Operativo de Ecología en Fracrán: cinco detenidos y siete vehículos secuestrados

Ecología frustró un nuevo ilícito contra la selva misionera en una reserva aborigen. Pero el daño ambiental ya se había producido: constató más de 120 rollos de madera nativa apeada. Hay cinco detenidos y secuestró dos camiones, dos motoarrastradoras tipo Zanello, tres vehículos menores y dos motosierras. Los detenidos estaban armados.

Un nuevo operativo del Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de Misiones frenó el hurto de madera dentro de un predio perteneciente a una comunidad aborigen, aunque el daño ambiental ya se había producido: encontraron 121 rollos (en planchadas y sobre un camión) de distintas especies que habían apeado en forma irregular, de una cantidad todavía no especificada de árboles nativos.

El operativo comenzó el martes a la tarde a partir de la denuncia de un aborigen que dio cuenta ante los guardaparques de Ecología que en la aldea Paí Antonio Martínez de la Colonia Laharrague de San Vicente (conocida como Fracrán), habían apeado una importante cantidad de árboles nativos, y que los responsables de la infracción estaban trabajando en el predio: el control de Ecología constató la infracción y permitió la detención de cinco personas, entre ellos un aborigen, y el secuestro de dos camiones, una Ford F 100 banca, un Fiat Uno blanco, un Peugeot 205 azul , dos motoarrastradoras tipo Zanello y dos motosierras, además de un rifle y otros elementos utilizados en el lugar. Entre los elementos encontraron dos martillos forestales con la inscripción S 11, que se utilizan en propiedades y son autorizados para un determinado lote.

Una de las infracciones constatada fue la violación a la Ley 854, ya que las comunidades aborígenes si bien son propietarias de sus predios, no pueden explotarlos ni modificarlos, según la reglamentación que les otorgó la propiedad y que les confiere calidad de reserva.

Los inspectores del área de Control Forestal y Guardaparques del Ministerio de Ecología, que contaron con el apoyo de seguridad de la Policía de San Vicente, encontraron 121 rollos de especies nativas: guatambú, cedro, loro negro, loro blanco, guaicá, cancharana y yatauva, entre otras, acondicionados en distintas planchadas y sobre la carrocería de un camión.

El personal de Ecología y de la Policía de la provincia trabajó en forma ininterrumpida desde las 17 del martes y hasta las 22 horas del miércoles, para constatar las infracciones y trasladar los vehículos y elementos secuestrados hasta la Policía de San Vicente. Pero el operativo continúa, ya que aún resta extraer los árboles apeados que quedaron en el lugar y realizar un nuevo operativo muy cerca de la comunidad: es que mientras realizaban las actuaciones, otra denuncia alertó al propio ministro de Ecología, Horacio Blodek, que estaba en el lugar, de la existencia de otra planchada con madera nativa ubicada en una curva de la ruta Provincial 15, a unos nueve kilómetros de su intersección con la ruta Nacional 14, que el Ministro y el subsecretario de Ecología, Virgilio Fontana, lograron constatar en persona.

El ministro de Ecología, Horacio Blodek, y el subsecretario de Ecología, Virgilio Fontana, acompañaron en persona las actuaciones que se realizaron durante toda la jornada del miércoles, en el mismo lugar de la infracción: en la oportunidad, en dialogo con la prensa, Blodek destacó el trabajo del personal de Ecología, “que en forma permanente deben enfrentar situaciones de riesgo como en este procedimiento, cuando se encuentran con personas armadas que están cometiendo un irreparable delito en contra del ambiente”.

El ministro también lamentó que estos ilícitos se produzcan dentro de las comunidades aborígenes donde no se puede apear ni comercializar la madera nativa, ya que el Estado le transfirió la propiedad haciendo la salvedad de que no se puede modificar, con la intención de evitar situaciones como las detectadas en esta comunidad o en Pozo Azul, donde en febrero de este año se constató un importante apeo con características similares al de esta semana y que involucra a aborígenes.

Por otra parte volvió a insistir en la necesidad de evitar estas infracciones “porque el delito ya está cometido. Si bien es importante que los muchachos de Ecología logren procedimientos de este tipo, mucho más importante son las acciones de prevención para evitar que los delincuentes que están destruyendo nuestros recursos naturales, sigan logrando sus objetivos. En ese sentido, apelo a los intendentes y a las fuerzas policiales y de seguridad, a los ambientalistas, a los ecologistas, a las organizaciones intermedias y a los vecinos que conocen los movimientos de sus comunidades, a que alerten sobre estas situaciones y que nos ayuden en esta importantísima tarea que se lleva adelante en pos de la conservación de nuestros montes, de su flora y de su fauna”.

En ese sentido el Ministro volvió a explicar su intención de que las leyes sean más severas, “y que la actual infracción por el apeo ilegal de la selva nativa tenga el cuadro legal de delito ambiental”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE