Salud Pública informó de la situación de la fiebre amarilla en Misiones

El Ministerio de Salud Pública de Misiones, desde el mes de enero está trabajando fuertemente en prevención y vacunación contra la fiebre amarilla. Actualmente, las tareas están focalizadas en cuatro líneas de acción: vacunación a nivel provincial, búsqueda de casos febriles, trabajos de descacharrización y fumigación espacial, e Inmunización a los pobladores cercanos a las zonas de riesgos. Desde que aparecieron los primeros monos carayá muertos en el Parque Provincial Piñalito y sin saber si fue a causa de fiebre amarilla, el gobernador de Misiones,. Maurice Fabián Closs dio la orden de comenzar con el bloqueo epidemiológico en la zona de riesgo a través de la vacunación y saneamiento ambiental.

En ese marco, desde enero hasta el momento, se aplicaron unas 315.000 dosis antiamarílicas. En tanto, que desde el 2001 hasta la fecha ya se aplicaron en Misiones 1.200.000 dosis contra la enfermedad.

En total se registraron 9 casos sospechosos, de los cuales tres fueron positivos, tres descartados (el último fue notificado ayer en horas de la noche) y los tres restantes aún no están los resultados de las muestras de sangre enviadas al Instituto Maztegui. Cabe recordar que en el caso de los pacientes que han contraído el virus de la fiebre amarilla son de carácter selvático y no urbano.

El ministro José Daniel Guccione resaltó que en el caso del paciente que falleció en Oberá esta semana «nunca se negó que podría ser por fiebre amarilla, pero también es cierto que los primeros resultados de los análisis realizados en la provincia fueron positivo para leptospirosis. Nosotros nos manejamos por los resultados confirmados por el Instituto Maztegui y no por supuestos», recalcó Guccione.

Por otra parte, es importante remarcar el trabajo en terreno que se está llevando adelante en las zonas de riego por parte de Salud Pública de Misiones, a través de los Promotores de Salud y equipos profesionales, equipo Técnico del Ministerio de Salud de Nación, Municipalidades, Gendarmería, Policía, Ejercito y Ong`s, que colaboran con los trabajos de descacharrización, vacunación y fumigaciones espaciales.

Los trabajos se delinean en conjunto con los municipios, formando así entre 8 y 10 grupos (integrados entre 3 y 4 personas), con el fin de recorrer las zonas de riesgos para llevar a cabo las tareas de descacharrizando casa por casa. El objetivo es concienciar a los misioneros de la importancia que tiene el saneamiento ambiental, para evitar la proliferación del vector del AEDES AEGYPTI, transmisor de la fiebre amarilla en la zona urbana. También se llevan a cabo tareas de fumigación espacial en horas de la tarde en las zonas que son controladas por los equipos sanitarios. Sumado a esto la vacunación a todos los habitantes de las zonas de riego.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE