Las lluvias complicaron la producción de miel en Misiones

La floración es buena pero el néctar se pierde pronto por la cantidad de agua. El balance del Promiel para del 2006 es positivo .Buena expectativa para el 2007. Recomiendan alimentar a las colmenas más débiles y cosechar las fuertes.
Las frecuentes lluvias que se producen en toda la región están causando algunos inconvenientes a los apicultores misioneros. Por la cantidad de agua caída, que rozan los 300 milímetros en el mes de enero, se produce una reducción de la disponibilidad de néctar en las flores.

De acuerdo a fuentes del Programa Apícola Provincial (Promiel) en estas circunstancias los productores deben estar atentos a que no se produzcan “pillajes”, o robo de miel entre las propias abejas. Las plantas se desarrollan bien con este clima, florecen en forma abundante, pero la lluvia “lava mucho”, aseguran. De ser necesario, las abejas deben ser alimentadas.

En estos días las apis melíferas cuentas con las flores de los árboles nativos, como ser cañafístola, loro negro y pata de vaca, y flores en general de plantas que crecen en las “capueras” y campos.

Tiempo de cosecha

A pesar de este contratiempo climático afirman que la producción es buena, “hay colmenas que están listas para ser cosechadas, y hay que hacerlo cuanto antes”.

En ese sentido, desde el Promiel están realizando la extracción de mieles en diferentes puntos con las salas móviles. La coordinadora del programa, Graciela Hedman, explicó que se “encuentran trabajando en la zona de la ruta 12, al norte, la otra en la zona sur y la tercera en la ruta 14 centro y norte. Estimamos que la producción tiene como destino fundamentalmente el mercado interno, aunque se ha acordado, con los productores, la salida al mercado externo con un contenedor para hacer conocer nuestras mieles en el mercado mundial. También las salas fijas están en pleno trabajo de cosecha, exceptuando la de la ciudad de Oberá, cuya obra está todavía en construcción”, dijo.

La semana pasada, por ejemplo, se cosecharon 300 kilos de miel de productores de Picada Naranjal, en Leandro N. Alem, se obtuvo un rendimiento de 30 kilos de 10 colmenas, que pertenecían a cuatro productores. La producción conseguida es considerada buena.

Balance

Luego de tres años de puesta en marcha del Programa Apícola, la responsable se mostró satisfecha con lo logrado en el 2006. “En este año nos dedicamos especialmente a los cursos en gestión, comercialización de miel y administración cooperativa”, explicó Graciela Hedman. Para esta tarea cuentan con el apoyo de la Dirección de Cooperativas de la Provincia y del Programa Asociativismo y Calidad del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

“Todo este esfuerzo concluyó en la conformación de la Federación Misionera de Cooperativas Apícolas que pueda representarlos, compartir costos, maximizar beneficios, pero por sobre todas las cosas, unirse para salir todos juntos a caminar este camino que recién empieza” agregó.

A esta fecha, el programa esta integrado por 53 grupos, que nuclean a 1800 productores, asentados en 50 municipios, desde Iguazú hasta Apóstoles. “Fue un logro también de este año, poder sumar a aquellos productores de Comandante Andresito, San Antonio, Wanda, San Pedro, Almafuerte, San Javier, Iguazú, que desde hace tiempo solicitaban la implementación del programa” comentó Hedman. Desde la puesta en marcha del Promiel “hoy se encuentran en producción 15 mil colmenas que fueron dada a través de créditos”. De los grupos formados, siete conformaron cooperativas apícolas y otras están en proceso de conformación.

Tareas pendientes

En cuanto a los proyectos sobre los que trabajarán en año 2007 Hedman enumero una serie tareas a realizar. “Muchas cosas todavía nos faltan: el laboratorio de mieles, la fraccionadora, el mapa para guiar nuestro calendario productivo, tipificar nuestras mieles, producir otros productos de la colmena, lograr un alto aprovechamiento de la riqueza de nuestra selva nativa” afirma.

En varios de estos proyectos se está trabajando hace dos años con el apoyo científico de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) que analiza los propóleos; además de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM), que asesora con las especies melíferas de la selva.

“En este año 2007 es una aspiración contar con una planta fraccionadora de mieles, e iniciar la confección del mapa apibotánico. Dos grandes puntales para avanzar en este camino productivo, asimismo pondremos el énfasis en la producción de propóleos y elaboración de productos derivados para que los productores tengan esa pequeña farmacia en casa, sin costo alguno de la que tanto hablamos”.

También está previsto iniciar el trabajo con las abejas Meliponas, abejas nativas sin aguijón, las más conocidas son las yateí.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE