Avanzarán en un proyecto de ley para frenar la salida de madera nativa sin elaboración de San Pedro

Esta semana elaborarán un petitorio en el Concejo Deliberante. Tendrá el acompañamiento de Ejecutivo municipal y contará con el aval de la población en general. El documento será presentado próximamente a la Cámara de Diputados

SAN PEDRO.- Esta semana el Concejo Deliberante de la localidad impulsará una ordenanza para oficializar el petitorio que promueve el periodista Carlos Gomeñuka, acompañado por la cámara de madereros, comerciantes y población en general. Y después el documento será entregado en la Cámara de Diputados de la provincia para su tratamiento.

La medida de avanzar en un proyecto de ley para frenar la salida de madera de nativa sin elaboración de San Pedro, fue acordada en la última reunión que se llevó a cabo el jueves con las autoridades locales y representantes provinciales.

Del encuentro participaron los concejales, el intendente Orlando Wolfart, representantes del Ministerio de Ecología, empresarios de la Cámara de Madereros de San Pedro y de la Asociación de Propietarios de la Reserva de Yabotí, entre otros pobladores en general.

Mientras el jefe comunal apunta a lograr una nueva tasa municipal o gravamen que permita generar mayores ingresos a la comuna por la explotación maderera en el municipio; Carlos Gomeñuka defendió su posición de «lograr avanzar en un proyecto de ley que permita frenar la explotación irracional que están realizando sobre nuestros recursos naturales, si no le ponemos un tope a esto, no nos va a quedar nada para nuestra gente en el futuro, y se perderá la poca mano de obra que queda. Nosotros buscamos que se realice un mejor aprovechamiento de la madera, no queremos que salga en rollo sino que salga madera elaborada.

Esto generará mayor riqueza y empleo, y un mejor manejo de los recursos que todavía nos quedan», explicó.

Por otra parte, adelantó que se están realizando varias reuniones con los obreros de los aserraderos, que «en el futuro serán los afectados directos, porque estamos dispuestos a salir a la ruta si es necesario para defender lo que es nuestro y la desesperación es que ellos (los obreros) se quedarán sin trabajo», advirtió Gomeñuka.

«Un pueblo castigado»

Para los empresarios y el jefe comunal es inviable en la actualidad pensar en radicar industrias en San Pedro, como exigen algunos pobladores en las reuniones, fundamentalmente por la escasez de energía. Pero esta respuesta es tomada como «una excusa para no hacer nada, y seguir de brazos cruzados. En la provincia siempre faltó energía y al momento de invertir siempre se priorizaron otras zonas y se relegó la situación de San Pedro, que junto a El Soberbio, son dos de los municipios más pobres de la provincia y siempre fuimos castigados», sostuvo Gomeñuka.

«En la actualidad el 80% de la madera que se extrae de San Pedro se llevan en rollos a otros municipios o fuera de la provincia, y mientras todos hablan de proteger la madera y cuidar el ambiente, en Yabotí, por ejemplo, no hay control suficiente ni se toman medidas para frenar esta grave situación de sobreexplotación. Si el gobierno provincial no toma alguna medida, no se cumple con la normativa vigente para el aprovechamiento racional de los bosques, no se intensifican los controles; la gente de San Pedro saldrá en defensa del futuro del pueblo», dijo el periodista.

El apoyo de los pobladores a los promotores de la iniciativa es cada vez mayor, hay consultas permanentes y expectativas sobre los avances en lograr una herramienta que permita frenar la salida de madera sin elaboración de San Pedro. Según Gomeñuka, están dando el primer paso: «juntarnos para defendernos».

Alternativas legales

El asesor jurídico del Concejo Deliberante de San Pedro, Miguel Romero, fue quien recomendó semanas atrás a los pobladores y empresarios de San Pedro a descartar la idea de salir a cortar rutas y recordó los principios de la Constitución Nacional, donde «siempre predomina lo colectivo por sobre lo particular. Y si bien las provincias y los municipios son autónomos, en este tema hay un conflicto de leyes y para resolverlo no podemos pensar en cortar rutas como solución o en defensa de los recursos forestales de San Pedro», recalcó el abogado.

El profesional exhortó a los vecinos a descartar esta medida porque se violarían derechos constitucionales «y sólo generará una cadena de demandas judiciales al municipio», advirtió.

Por otra parte, consideró que «lo más acertado sería aplicar una tasa municipal, pero para ello tendría que haber una contraprestación de servicio. «Hay que tratar de ver la problemática de forma global y, desde mi punto de vista, la alternativa mas viable es una tasa municipal con una contraprestación ambiental, que si bien Ecología se encarga de este aspecto, el municipio podría reforzar la tarea, crear un vivero para reforestación de especies nativas y demás», sugirió.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE