China comprará tabaco misionero

La Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de la República Popular China (AQSIQ) extendió la autorización para el ingreso de tabaco argentino en sus variedades Burley y Virginia, procedentes de las provincias de Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán. La Secretaría de Agricultura de la Nación informa que la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de la República Popular China (AQSIQ) extendió la autorización para el ingreso de tabaco argentino en sus variedades Burley y Virginia, procedentes de las provincias de Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán.

Luego de varias misiones de técnicos y funcionarios chinos que inspeccionaron durante 2006, junto a personal del SENASA y de la SAGPyA, diversas plantaciones de todo el país, y después de la aprobación de los protocolos sanitarios en octubre pasado, las provincias mencionadas quedaron finalmente habilitadas para abastecer a uno de los principales importadores de tabaco del mundo.

Cabe agregar que la Argentina continuará trabajando para que las otras provincias productoras, Catamarca, Corrientes y Chaco, puedan participar próximamente en este gran mercado asiático, una vez que se logren igualar las condiciones sanitarias exigidas por la autoridad competente.

Si bien el consumo per cápita de tabaco está disminuyendo por efecto de las campañas publicitarias que realizan distintos países, entre ellos el nuestro, el crecimiento demográfico mundial hace que la demanda del producto continúe en alza. Por eso, China es un atractivo mercado que, en los últimos cinco años, ha cuadruplicado su importación, superando hoy las 43 mil toneladas.

La Argentina produce más de 161.000 toneladas anuales y exporta cerca del 61% de esa producción. En la última década, la producción de tabaco registró un incremento del 64% y un rendimiento de más de 2 toneladas por hectárea, contra los 1,7 toneladas por hectárea que manifestaba a comienzos de los noventa.

El tabaco es una de las principales producciones del NOA, dada la cantidad de mano de obra que emplea, y se encuentra apoyado por el Fondo Especial del Tabaco (FET), herramienta financiera destinada a brindar apoyo crediticio, técnico y social a productores tabacaleros.

En este escenario, autoridades del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Agricultura buscan equilibrar los efectos nocivos que provoca en la salud el consumo abusivo de cigarrillos, y la sustentabilidad económica y social que la producción de tabaco aporta a las provincias del NOA.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE