Ivone Silva reconoció que fue al hospital pero sólo por “una crisis nerviosa”

La esposa del diputado Néstor Arrieta, Ivone Silva volvió a negar que su marido la golpeó y admitió que concurrió al hospital de Jardín América por “una crisis nerviosa” y que eso fue lo que le contó a Gloria Báez en la llamada que mantuvo con la Línea 102 el domingo último. Aseguró que ella no llamó a la línea de Violencia Familiar sino que le pasaron la llamada. Contó que ese día “yo lloraba, pero no tengo golpes, sólo me dolía el pecho de angustia y los nervios, el médico me dio una pastillita”. Reconoció que tuvo una discusión verbal con el esposo pero nada más, “nunca me pegó, tengo 38 años y si mi marido me pega no me va a comprar después con un ramo de rosas, estoy al borde de una locura, soy de perfil bajo y hoy estoy en las páginas de los diarios”, agregó. Por su parte, el diputado Arrieta se consideró dañado moralmente y piensa pedir una audiencia al ministro de Gobierno para que revise las actuaciones de la directora de la Línea 102 y del director del hospital Jardín América. En las declaraciones en Radio A estar tarde, acompañada de su marido, Ivone Silva señaló que no la conoce a Gloria Báez “ni por televisión”, y ella jamás vio como como estaba, “me parece que actuó de mala manera, lo que tendría que hacer más allá de su buena fe es ir a la víctima”.

Por su parte, al intervenir el diputado en la charla comentó que pensó que su señora había ido al sanatorio y estaba en el hospital, “mi señora es nerviosa y cualquier altercado se pone mal y hasta hoy me arrepiento haber ido al hospital público”.
Dijo que Gloria Báez “se equivocó, cómo va a mandar una nota a los bloques y ofrecerme un estudio psicológico, porque supuesamente la que tenía el problema es mi señora”.
Arrieta también aseguró que su señora no trabaja en la Cámara, e insistió que “me duele porque me atacan a mí y a mi señora”.
Siguió diciendo que el doctor de Jardín Améria actuó mal por “difundir algo que no pasó y pregunte a Gloria Báez si hay una denuncia policial hecha por mi señora, como sale a decir si no contasta el hecho”.
Cree que en el fondo hay un problema político, porque “la señora del médico de Jardín tiene un seguro de salud”.
El legislador radical se considera dañado moralmente y piensa pedirle una audiencia al minsitro de Gobierno para ver si actuaron bien el director del Hospital de Jardín América y la directora de la Línea 102. (Radio A)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE