El subcomisario apeló el procesamiento por torturas

La defensa del ex jefe de la comisaría de San Pedro sostuvo que no se probó que la persona que aparece en la fotografía sea el menor “Camerún”. El procesamiento de un subcomisario por supuestas torturas a un detenido fue apelado y el caso ahora será revisado por el Tribunal Penal 1 de Oberá.
Fuentes judiciales confirmaron que el abogado de Antonio Guzmán Meza cuestionó la resolución del juez de Instrucción de San Vicente, Juan Carlos Cantero. Sostuvo que en la causa no se pudo establecer quién es el que aparece en la fotografía maniatado y con los ojos vendados. Y agregó que la supuesta víctima también niega las supuestas torturas.
Mientras los camaristas de Oberá analizan el caso, Guzmán Meza seguirá detenido en San Vicente a disposición de Cantero.
Es que el magistrado continúa con la investigación y la próxima semana lo volverá a indagar por el delito de “privación ilegítima de la libertad”, ya que en los libros de guardia no existe constancia de la detención de “Camerún”.
En este caso la situación del ex jefe de la comisaría de San Pedro es complicada, ya que algunos testimonios sitúan la detención del menor unas dos semanas antes de la inspección ocular que realizó el juez y el fiscal José Pablo Rivero el 8 de marzo pasado.
En el mismo juzgado existen otras dos denuncias contra Guzmán Meza por “apremios ilegales”.
En dichos expedientes está prevista la declaración de varios testigos, entre ellos personas que estuvieron alojadas en la comisaría de San Pedro con las supuestas víctimas de los apremios.
La investigación contra Guzmán Meza comenzó cuando el fiscal Rivero recibió en su despacho dos fotografías donde se veía a un joven tirado en el piso, con los ojos vendados, esposado y atado a la rueda de un camión.
Ese mismo día el fiscal y el juez viajaron hasta San Pedro y constataron que efectivamente allí había una persona irregularmente detenida.
En forma inmediata, la Jefatura de Policía pasó a disponibilidad al oficial y abrió un sumario administrativo.
Después de varias semanas se pudo establecer que las fotografías fueron tomadas por uno de los oficiales más viejos cuando regresó de sus vacaciones y se encontró con la situación irregular.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE