Salud Pública manejará distribución de comida

Centralizará el monitoreo y el reparto de la comida que hasta ahora estaba en manos de Bienestar Social, que de todas maneras, seguirá manejando el dinero

Control. Guccione ahora manejará la ayuda alimentaria desde Salud Pública.

Control. Guccione ahora manejará la ayuda alimentaria desde Salud Pública.

El gobierno decidió unificar la distribución de alimentos en manos de Salud Pública, que ahora hará el seguimiento y el reparto de la mercadería para las familias con algún grado de desnutrición en la provincia.
El reparto de la comida lo venía haciendo Bienestar Social, pero el objetivo con el cambio de cartera es optimizar los recursos y que la comida llegue a todas las familias necesitadas. Con la tarea de los promotores de Salud, ese ministerio tiene un relevamiento en tiempo real de la situación social en la provincia y de esa manera, se garantizará una buena distribución.
Según los datos oficiales, hay al menos 10.500 personas con algún grado de desnutrición en la provincia, pero el Ministerio de Salud Pública advirtió que los casos ahora pueden ser más con un relevamiento más certero.
De todas maneras, el Ministerio de Bienestar Social seguirá manejando el dinero para pagar las compras de comidas, pero será Salud la que haga las licitaciones y determine qué comprar.
En la nueva distribución también jugará un rol importante la cartera del Agro, que será la encargada de señalar los alimentos que se pueden comprar directamente a productores misioneros para que el dinero quede en la zona y así también ayudar al sector agrario.
La cartera de Salud Pública está preparando los pliegos para el llamado a una nueva licitación para la compra de mercaderías que, se estima, se repetirá cada tres meses.
Los fondos provienen del Plan Nacional Alimentario focalizado, cuyos recursos seguirán siendo manejados por la cartera que conduce Ricardo Escobar.
“Son quince alimentos por bolsa por familia, el objetivo es que nuestros nutricionistas nos digan los parámetros para garantizar las calorías necesarias en la alimentación”, dijo anoche José Guccione, el ministro de Salud Pública.
El reparto de la comida es una de las áreas más sensibles del gobierno provincial, que, pese a la creación del Consejo Multilateral de Políticas Sociales no ha podido terminar con las protestas y reclamos de personas que supuestamente no son alcanzadas por la ayuda estatal.
Por eso, la idea de centralizar el manejo de la asistencia, busca transparentar el control y a la vez lograr que los alimentos lleguen a toda la sociedad necesitada para así también bajar los índices de desnutrición.

El hambre

En Misiones, según un relevamiento realizado por la Cruz Roja durante 2003, el 48,10 por ciento de los pobres sufre “un hambre muy severo”.
Según el subsecretario de Bienestar Social, Pablo Knutson, hasta el año pasado, el 20 por ciento de la población tenía Necesidades Básicas Insatisfechas, lo que equivale a 200 mil personas. El ministerio asiste diariamente con comida a poco más de 60 mil personas, pero con los datos de la Cruz Roja se entiende que casi cien mil personas sufren hambre crónica, en tanto que el 24,9 reconoció un hambre moderada. Las provincias más afectadas por la desnutrición crónica resultaron ser Santiago del Estero y Tucumán en el NOA, y Misiones y Corrientes en el NEA. Del año pasado, no hay datos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE