Comienzan los homenajes por la muerte de Rainiero

Bajo estrictas medidas de seguridad, esta mañana se abrieron las puertas del palacio de Mónaco por los actos previstos para recordar a su príncipe. El marido de Carolina de Mónaco sigue “estable” pero todavía está “grave”.
Las puertas del palacio de Mónaco, adornadas con un cortinaje azul oscuro y el blasón del príncipe, fueron abiertas hoy en previsión del homenaje que los monegascos comenzarán a hacer a Rainiero III en la tarde bajo estrictas medidas de seguridad. La plaza frente al Palacio estaba vacía, pero adentro se observaban algunas coronas mortuorias.

Detrás de las barreras había algunos turistas, que no podrán entrar, ya que el homenaje será exclusivo de los monegascos, únicos autorizados por el gobierno a honrar a su príncipe en la barroca Capilla Palatina.

Rainiero, que murió este último, será inhumado el viernes 15 en presencia de jefes de estado y personalidades de la nobleza europea.

Por su parte, el príncipe Ernesto Augusto de Hannover, esposo de la princesa Carolina, en cuidados intensivos desde el martes, se encontraba hoy en un estado “estable pero todavía grave”, según indicó una fuente cercana a su entorno. “Su hospitalización tendrá que continuar”, agregó la fuente.

El príncipe de Hannover ingresó el martes al Centro Médico Princesa Grace (CHPG) del Principado por una “pancreatitis aguda”, según los médicos. Ahora, Carolina, abatida por la muerte de su padre, a quien los monegascos ofrecerán desde la tarde del domingo un homenaje a sus restos mortales en la Capilla Palatina, enfrenta la enfermedad de su esposo.

El alemán Ernesto Augusto de Hannover, primo de la reina Isabel de Inglaterra, a quien se le atribuyen problemas de alcoholismo, contrajo matrimonio con la princesa Carolina el 23 de enero de 1999 y desde entonces se ha visto involucrado en riñas y conflictos con paparazzis. (Clarín).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE