Murió el Papa Juan Pablo II

Hace minutos fuentes del Vaticano anunciaron el deceso del Sumo Pontífice. El Santo Padre falleció hoy, a las 21:37 hora de Roma, 16:37 hora Argentina. Los partes médicos indicaban que su estado iba deteriorándose en las últimas horas por una infección urinaria, agravada un paro cardiorespiratorio. Una alta fuente del Vaticano había informado anoche que había recibido la unción de los enfermos. Wojtyla fue un incansable peregrino que visitó 134 países. Ninguno de sus antecesores participó tanto en la comunidad internacional. La Argentina y el mundo lloran a un líder espiritual y político que cambió la historia.

Las últimas horas de Juan Pablo II transcurrieron entre la ansiedad de sus fieles, que expectantes aguardaban en la Plaza San Pedro, y el solitario dolor que lo acompañó en sus días finales.

Las condiciones “generales y cardiorespiratorias” del Pontífice polaco, de 84 años, se “agravaron ulteriormente” a causa del mal de Parkinson.

El estado del Papa se había complicado en los últimos meses lo cual derivó en una serie de internaciones, que lo ubicó en una situación de extrema fragilidad.
La infección a través de sus vías urinarias le provocó una fiebre extremadamente alta y una baja en la presión arterial, cuadro del que no pudo recuperarse.

Los dos últimos meses han marcado el declive físico de Juan Pablo II, cuya salud ya era delicada.
El Papa era cuidado por su médico personal, Renato Buzzonetti, por dos médicos especialistas en reanimación, por un médico cardiólogo, un especialista otorrinolaringólogo y dos enfermeros.

El pasado 1 de febrero el Papa fue ingresado en el Policlínico Gemelli donde se le diagnsticó una laringotraqueítis aguda asociada a la gripe que padecía desde algunos días antes, con la consiguiente dificultad para respirar y deglutir.

Tras diez días de hospitalización el Pontífice abandonó el centro sanitario y volvió al Vaticano en el “papamóvil”, ante las cámaras de todo el mundo.

Sin embargo, los problemas continuaron y el 24 de febrero las complicaciones respiratorias se agravaron, lo que obligó a un nuevo ingreso en el Gemelli y a una traqueotomía de urgencia para superar esa crisis.

La operación suscitó no sólo la preocupación general, dada la debilidad del paciente, sino la alarma ante la posibilidad de que no fuera capaz de volver a hablar, puesto que ya con anterioridad la enfermedad de Parkinson hacía complicada la fonación.

Algunos consideraron la primera hospitalización muy breve, ante un supuesto interés del Vaticano por dar una imagen de normalidad y presentar al Papa en buen estado, por lo que la segunda vez el ingreso se prolongó dieciocho días.

El 13 de marzo Juan Pablo II salió de nuevo del Gemelli, esa vez en una furgoneta en la que se instaló una cámara para mostrar la aparente fortaleza de Wojtyla.

Unas horas antes de recibir el alta, en el mismo hospital, había seguido el rezo del Angelus asomado a una ventana y dirigido unas palabras de saludo a los fieles congregados en el exterior.

Esas fueron hasta ahora las últimas palabras pronunciadas públicamente por el Papa, que sin embargo apareció varias veces, ya desde el Vaticano, para saludar a sus seguidores, conmovidos y solidarios ante el creciente sufrimiento que se percibía en su figura silenciosa.

Así llegaron los días de Semana Santa, especiales para los católicos y que Juan Pablo II vivió desde el Vaticano, ausente por primera vez en veintiséis años de Pontificado.

El Domingo 27, de Resurrección, marcó un punto de difícil retorno, porque cuando intentó dirigirse a los fieles no lo consiguió y de su boca apenas salió un suspiro ronco.

Las imágenes, dramáticas, mostraron que su aspecto está lejos de ser tranquilizador y la confirmación llegó tres días después, el miércoles 30, cuando un nuevo intento de hablar ante los fieles en San Pedro terminó en fracaso.

En este período se ha advertido la pérdida considerable de peso, consecuencia de las dificultades para ingerir alimentos sólidos, que fuerzan a los médicos a instalarle una sonda nasogástrica para poder aportarle calorías. (Agencia EFE – Infobae).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE