El fin de semana largo termina con un excelente balance turístico

Mar del Plata, Buenos Aires e Iguazú vivieron una Semana Santa a pleno. Muchos más turistas nacionales y extranjeros que el año pasado recorrieron el país. El clima, acompañó. Esta vez el buen clima acompañó y la gente no dudó en salir a disfrutar de cuatro días de descanso. Así turistas argentinos y extranjeros se movieron por todo el país colmando la capacidad hotelera de las principales ciudades.

A raíz del gran movimiento previsto para Semana Santa tuvieron que agregarse numerosos servicios adicionales de micros.

Ciudades como Buenos Aires y Mar del Plata, el Parque Nacional Iguazú en Misiones, o provincias como Salta, tuvieron una afluencia de visitantes superior a la del año pasado, informaron las autoridades turísticas.

La Capital Federal superó el récord de 2004, con 8.000 personas más, y una ocupación hotelera del 87 por ciento. De acuerdo con los cálculos oficiales, en estas fechas llegaron a la capital “más de 208.000” turistas, de los cuales “el 31 por ciento fueron extranjeros (principalmente de países limítrofes, así como de México, Colombia, Ecuador y Venezuela) y el 69 por ciento nacionales”.

El gasto total efectuado hasta hoy superó los 150 millones de pesos, con un promedio diario para extranjeros de 120 dólares y para argentinos de 108 pesos, en tres y cuatro noches de estadía.

Mar del Plata recibió en estas minivacaciones más de 240 mil visitantes, que superan “ampliamente los 220 mil turistas” que ingresaron durante la festividad religiosa el año pasado.

El movimiento turístico se apreció en la ciudad balnearia desde el miércoles y, al respecto, funcionarios del Ente Municipal de Turismo (EMTUR) explicaron que la fecha “se adelantó porque hay visitantes que asistieron al Festival de Cine y decidieron continuar hasta Pascua”.

La ocupación de los establecimientos hoteleros de cinco y cuatro estrellas alcanzó el 95 por ciento, los de tres estrellas el 80 y los de dos y hoteles gremiales rondó el 50 por ciento.

El excelente clima, la temperatura que superó los 20 grados y la presencia constante del sol, hizo que muchos turistas se metieran al agua como si fuera pleno verano. Por este motivo el éxodo se retrasó para las últimas horas del día.

El Parque Nacional Iguazú, donde se encuentran las cataratas, recibió hasta hoy la visita de 22 mil personas, 2 mil más que en 2004, de las cuales el 90 por ciento son argentinas y ciudadanos de países limítrofes, mientras que el resto son europeos y estadounidenses.

En la ciudad de Iguazú, 95 por ciento de las 5.300 camas existentes en hotelería se vieron ocupadas, producto del arribo, entre otros medios de transporte, de 21 vuelos el jueves, 16 el viernes y otros 16 hoy, cuando lo normal son 9 vuelos diarios.

El Parque presentó nuevas atracciones este año, como un tren ecológico que recorre el lugar y las caminatas nocturnas por la selva que sumó el atractivo de contar con luna llena.

Por su parte, Salta, con el 91 por ciento de su capacidad hotelera ocupada, sobre todo en complejos de 3 y 4 estrellas, incrementó el número de visitantes, en especial si se tiene en cuenta que -según datos oficiales- en los últimos tres años la provincia pasó de 8.500 plazas a 11.000.

Las autoridades calcularon el crecimiento del turismo de este año en un 8 por cieno.

El 85 por ciento de los viajeros provinieron de la Capital Federal, provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, y el 15 por ciento de extranjeros fueron en su mayoría españoles y franceses. (Clarín).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE