Para el economista Alonso Schwarz, “hay que esperar un par de meses para ver cómo evolucionan las medidas del Banco Central y el Gobierno”,

Para el economista Alonso Schwarz, “hay que esperar un par de meses para ver cómo evolucionan las medidas del Banco Central y el Gobierno”,

Según el economista de la Fundación Mediterránea, aún no se puede hacer una evaluación de las medidas adoptadas por el Banco Central de la República Argentina y el Gobierno nacional para elaborar un pronóstico sobre la evolución del tipo de cambio, la inflación y su impacto en las proyecciones de las demás variables hasta que transcurran algunos días.

Gerardo Alonso Schwarz (Radio Libertad)

 

Al evaluar la última corrida cambiaria, en diálogo con Radio Libertad, el economista argumentó este lunes que, hay que ver lo que sucedió en las últimas dos semanas, “no solamente la semana pasada, sino también en la anterior a raíz de que se dieron varias situaciones. En el contexto internacional hubo una suba de tasas de interés en Estados Unidos lo que hizo que a nivel global muchos inversores abandonen los países emergentes y vayan hacia distintos mecanismos financieros en Estados Unidos o en moneda norteamericana, especialmente bonos del Tesoro de EE. UU. Se dio una situación en la cual muchas monedas del mundo perdieron valor o se devaluaron levemente por esta suba de tasas”.

 

Agregó Schwarz que, “a esa cuestión de escenario internacional debemos sumar algunas cuestiones de la economía argentina como por ejemplo la aplicación de los primeros artículos de la reforma tributaria que implican que la renta financiera, puntualmente tenedores de deuda extranjeros empezaban a pagar estos impuestos, esto fue hace dos semanas, por eso el día antes de que empiece a estar vigente esta cláusula de la ley muchos inversores extranjeros vendieron LEBAC y se refugiaron en el dólar. Ya tenemos una situación internacional y también algunas características locales, esto hizo que salgan muchos inversores que estaban posicionados en LEBAC y que compren masivamente dólares y esto fue el comienzo de esta suba del tipo de cambio en nuestro país”.

Si bien es cierto que a raíz de la suba de tasas en Estados Unidos de Norteamérica muchos países debieron devaluar sus monedas, “se devaluó más en Argentina porque hay muchos que salieron de los pesos y fueron al dólar, esto esta empujado principalmente por los ahorristas extranjeros que comenzaban a pagar el impuesto con lo cual decidieron dejar sus posiciones en pesos e ir al dólar y por lo tanto al haber mayor demanda de dólares de estos inversionistas comenzó a subir el tipo de cambio, ley de oferta y demanda, ante mayor demanda sube el precio de un bien, en este caso el dólar”.

Esta situación, continuó Schwarz, hizo que el Gobierno empiece a tomar algunas decisiones, “principalmente desde el Banco Central, como por otro lado también algunas señales que ya se preveían, salieron a anunciar desde el Ministerio de Hacienda algunas medidas de endurecimiento del proceso de reducción del déficit fiscal en nuestro país. Principalmente las medidas fueron desde el BCRA y acá tenemos dos medidas principales, una la suba de la tasa de interés de referencia a un 40 por ciento y las que van a ser aplicables a las LEBAC y también la decisión de que los bancos solamente puedan tener el 10 por ciento de sus activos en dólares, tenían el límite del 30 por ciento, ahora fue bajado con lo cual se espera que este lunes se liquiden en el mercado y esos bancos vendan aproximadamente de tres mil a tres mil quinientos millones de dólares, por lo cual también por ley de oferta y demandan ante una mayor oferta, seguramente va a bajar un poquito más el dólar por esta cuestión.

Insistió el economista de la Fundación Mediterránea en que “esta no es una historia que terminó la semana pasada, este es un proceso en el que vamos a ver si esta medidas han sido suficientes o no, se van a ver recién en dos semanas cuando se licitan nuevamente las LEBAC desde el Banco Central y ahí veremos si los que son tenedores de LEBAC que vencen ése día quieren renovar con esta tasa del 40 por ciento o deciden vender las Letras del Banco Central que tienen y comprar dólares. Entiendo que seguramente se van a quedar en LEBAC porque la tasa es realmente muy alta, pero insisto en esto hay que seguir la película e ir viendo que es lo que sucede en los próximos meses”.

Metas de Inflación

Consideró Schwarz que está bien que el Gobierno insista en la meta de inflación del 15 por ciento, “para mí fue un error que el año pasado se anuncie en conferencia de prensa el cambio de meta, porque la meta de inflación no es un pronóstico, el Gobierno no dice que la inflación va a ser de tal nivel o de tal porcentaje, sino que va a trabajar para llegar es esto, entonces si con cada mala noticia corremos la meta o corremos los objetivos, esto genera peores noticias todavía para el mercado”.

Agregó que “hay dos niveles de análisis, desde el gobierno la meta de inflación ya fue fijada y tiene que mantenerse en esa meta que aun cuando no se alcance, tiene que seguir trabajando para tratar de alcanzarla. Después, los analistas económicos podremos decir que es alcanzable o no es alcanzable, no es realista, estamos muy lejos, que todavía falta para lograrlo, pero no podemos pretender que el Gobierno tenga el rol de consultora económica o para hacer pronósticos, el Gobierno tiene que trabajar con objetivos más allá de que sean alcanzables o no”.

Ejemplificó desde otra óptica como es trabajar con metas y objetivos, “si nosotros lo que queremos es reducir la mortalidad infantil, llevarla al tanto por ciento y llegase a haber una epidemia o un problema que no teníamos previsto, no podemos cambiar la meta, sino que debemos seguir trabajando para reducir este problema que tenemos. Entonces no considero que sea conveniente, creo que es malo que el Gobierno piense en cambiar la meta de inflación porque la señal que da al mercado es que va a trabajar menos para lograr un resultado”.

Respecto a las proyecciones de la Fundación Mediterránea dijo que “desde el año pasado ya venimos diciendo que la meta, el pronóstico o la proyección de inflación que teníamos para este año, a partir de diciembre estaba cerca del 22 por ciento y no coincide con esa meta de 15 por ciento pero, insisto, el Gobierno tiene que seguir manteniendo ese valor porque tiene que trabajar para que se acerque lo más posible”.

Por último reiteró en que “tenemos que ver qué sucede esta semana, si el tipo de cambio se estabiliza en 22,00 – 22,50 pesos, ver qué pasa con la venta de dólares de los bancos comerciales y también con la nueva licitación de LEBAC y si esto se estabiliza con estas medidas tal vez el nivel de inflación que tenemos previsto para este año no sea tan importante. Si no son suficientes estas medidas, si es necesario mantener esta tasa de referencia del 40 por más de un mes seguramente las proyecciones serán más altas porque esto se traducirá en costos del resto de la economía”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE