La foto que conmueve al mundo: el reencuentro de dos hermanos luego de un accidente que los dejó huérfanos

La foto que conmueve al mundo: el reencuentro de dos hermanos luego de un accidente que los dejó huérfanos

Angela y Zachary tienen ocho y cinco años y acaban de perder a sus padres en un trágico accidente de auto. La imagen de ellos tomados de la mano recorre el mundo porque fue tomada en su reencuentro, luego del choque que les cambió la vida para siempre.

La familia volvía a casa por la autopista de San Angelo, Texas, cuando un auto que circulaba en el sentido opuesto dio un volantazo y chocó frontalmente contra ellos. Por el accidente, sus padres y su hermana de dos meses perdieron la vida.

La nena estuvo en coma varias semanas debido a las lesiones cerebrales que sufrió y al despertar por la primera persona que preguntó fue por su hermano Zachary, que no pudo reunirse con ella en ese momento. Pasados algunos días, cuando su hermano se sentó en una silla de ruedas fue a visitarla.

La foto gira por el mundo y emociona desde que fue publicada en La familia Clemens en Facebook (página creada para ayudar a la familia a cubrir los costos médicos y de funeraria que ya recaudó más de $130,000 dólares). Los chiquitos, acostados en la cama del Centro Médico de Niños de Cook, conmueven al mundo entero.

Según la tía de los pequeños, que es quien se encarga ahora de su custodia, la conexión que existe entre ellos los ayuda a superar la tragedia. Nicholas, otro de sus hermanos que iba en el auto, fue dado de alta mientras que Wyatt de cuatro todavía está internado ya que tiene una parálisis en la parte izquierda del cuerpo.

Los niños, con la ayuda de su tía, se recuperan tras el fatal accidente.

“Es devastador. Zachary se ha roto la espalda, pero puede sentir sus tobillos y eso es maravilloso. Estamos intentando ayudarles a que vuelvan a la realidad. Cuando sean conscientes, tienen que entender que sus padres se han ido. Que su hermana se ha ido. Es todo un reto afrontar con ellos su nueva vida”, explica Teresa Burrel, la tía.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE