Varias instituciones religiosas unieron sus voces para manifestarse a favor de la vida y en contra del aborto

Varias instituciones religiosas unieron sus voces para manifestarse a favor de la vida y en contra del aborto

 Hoy en la plaza 9 de julio de la ciudad de Posadas se realizó la firma de una declaración en conjunto entre varias instituciones religiosas en “Defensa a la Vida” y en contra de la legalización del aborto.

La firma estuvo a cargo de referentes de distintas confesiones religiosas, miembros del consejo de Iglesias Evangélicas y sacerdotes católicos. Fue un encuentro de carácter interreligioso y abierto a toda la comunidad.

“Defender la vida es una tarea de todos, de quienes creen en Dios y de quienes no lo hacen. Sin lugar a dudas esta defensa deberá reunir fuerzas y compromiso para lograr de manera concreta poner voz a quienes no la tienen, dejando de lado las diferencias entre credos o entre comunidades religiosas y políticas. Decirle que si a la vida, respetarla y comprometerse con ella es una tarea de todos los que buscamos el bien común.”

Estuvieron presentes: el  Presbítero Miguel Ángel Moura, Vicario de La Iglesia Catedral de Posadas y Delegado Episcopal de Medios de Comunicación, Pastor Sergio Fasano de la Iglesia de Dios y miembro del Consejo de Pastores de Posadas; Pastor Roberto Padilla de la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios Cristiana; Pastor Guillermo Barboza, Presidente del Consejo de Pastores de la Provincia de Misiones; el Presbítero Luis Alonso Freiberger, Rector de la Curia Diocesana; Pastor Jorge Rafael Rodríguez de la Iglesia Asamblea de Dios y con la participación de la Dirección de Asuntos Públicos de Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días. Además miembros de distintas instituciones educativas como la UCAMI y el Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya.

Al iniciar se dieron lecturas de los comunicados del consejo nacional de pastores y dela Conferencia Episcopal Argentina, ambas a favor de la Vida y de la dignidad humana. Posteriormente se dio lectura de la Declaración en común, donde resaltaban: “Los referentes de distintos credos y comunidades religiosas nos manifestamos a favor de la Vida tanto del niño por nacer como de su madre…, Juntos decimos sí a la vida, no al aborto. El derecho a la vida es el primer derecho fundamental y superior a los demás y es el Estado quien tiene la obligación de garantizarlo y asegurar la existencia de cada individuo.

Al finalizar la firma, esta declaración fue entregada a Rosana Barrios, quien es la subsecretaria de Culto de la provincia de Misiones quien se comprometió a hacer entrega de este documento firmado a las autoridades de la provincia.

Pastor Guillermo Barboza – presidente del Consejo de Pastores de la provincia de Misiones

A continuación la declaración completa firmada por los referentes de las instituciones religiosas:

RESPETUOSOS DE LA VIDA DECIMOS: ¡SI A LA VIDA Y NO AL ABORTO!

Los referentes de distintos credos y comunidades religiosas nos manifestamos a favor de la vida tanto del niño por nacer como de su madre.

Esta semana será decisiva. El Congreso Nacional tratará dos posturas: la muerte del Niño por Nacer o la vida del Niño por nacer.

En el Proyecto de Ley de Legalización del aborto, se plantea como solución a la muerte materna por abortos clandestinos, legalizar la muerte de los Niños por nacer de forma “gratuita, libre y segura”.

Bajo eufemismos como “Interrupción voluntaria del embarazo”, quienes defienden este proyecto pretenden engañarnos. El embarazo no se interrumpe, lo que se provoca es un aborto que produce la muerte del Niño por nacer.

Juntos decimos sí a la vida, no al aborto. El derecho a la vida es el primer derecho fundamental y superior a los demás y es el Estado quien tiene la obligación de garantizarlo y asegurar la existencia de cada individuo.

Según el ordenamiento jurídico argentino todo ser humano es persona, sujeto de derechos, y debe ser reconocido como tal. Encontrando su fundamentación en normas supra legales como la Constitución Nacional y los tratados con su misma jerarquía. Cabe recordar que, nuestro país ratifica la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) y la Convención sobre los derechos del niño, “afirmando que por niño entenderá a todo ser humano desde la concepción y hasta los 18 años de edad”. (Ley 23.849 art. 1)

Si aceptamos la muerte como resolución a un problema: ¿Qué nos queda como sociedad? Ninguna persona puede arrogarse la atribución de decidir quién nace o quien muere.

La Ciencia ha demostrado en forma fehaciente que la vida humana comienza con la fecundación, es decir, con la fusión de un óvulo y un espermatozoide. Es desde ese momento que  existe un nuevo ser, que se irá desarrollando de manera coordinada, continua y gradual.

El embrión posee una nueva versión del material genético o ADN, diferente al de sus padres, que lo constituye desde el primer día que existe y le da identidad para el resto de su vida. Todos estos conocimientos científicos refutan la idea de que el embrión en sus primeras etapas es un mero cúmulo de células indiferenciadas y desechables.

De aprobarse esta Ley morirían miles y miles de argentinos considerados descartables. El derecho del vientre no puede ser superior al de la vida inocente, porque eso sería  una antigua práctica, repudiada por muchos de nosotros,  de consagrar el derecho absoluto de los más fuertes sobre el más débil. Justificando de esta manera diversas violaciones a los Derechos Humanos.

Consideramos que hay una tremenda disparidad entre la mujer, dueña del vientre – o el varón que la lleva a abortar- y el embrión completamente frágil. Si reducimos nuestras decisiones a lo que es útil o conveniente para los desarrollados volvemos a autorizar cualquier despotismo arbitrario.

Así poco a poco, profundizaremos la cultura del descarte y de la muerte, a la que antaño decidimos revelarnos.

Es por eso que hoy declaramos y proclamamos:

1-         Estamos a favor de la vida del Niño por nacer y de la Madre.

2-         Estamos en contra del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

3-         El Estado DEBE defender la vida de cada habitante desde la concepción hasta la muerte natural.

4-         El Estado DEBE auxiliar a las mujeres en situación de vulnerabilidad, SIEMPRE defendiendo la vida del binomio: madre e hijo, sin PERMITIR el descarte de ninguno  de ellos.

Con todo esto exhortamos a cada Diputado, a cada Senador y a todos los líderes políticos, sobre todo a los que forman parte de esta tierra sin mal que es nuestra querida Provincia de Misiones y que fueron elegidos en sus cargos, también por hombres y mujeres que defienden la vida como un Derecho Fundamental, originario de cada uno de los individuos y ciudadanos que conformamos esta Nación y esta Provincia, a defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural, pues ellos tienen en sus manos la responsabilidad de nuestro futuro como sociedad argentina y como misioneros.

Dado con motivo del 25 de marzo Día del Niño por nacer.

¡Viva la vida!

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE