Juegos Olímpicos de invierno: La historia de la patinadora del salto imposible

Juegos Olímpicos de invierno: La historia de la patinadora del salto imposible

Mirai Nagasu fue la tercera mujer en lograr un “triple Axel” en un Juego Olímpico. Había quedado afuera de Sochi cuatro años atrás.

La patinadora estadounidense Mirai Nagasu fue noticia al realizar un salto casi imposible en PyeongChang, un “triple Axel” que solamente lo habían logrado dos mujeres en Juegos Olímpicos anteriores (Midori Ito en 1992 y Mao Asada en 2010). Detrás de la repercusión mundial hay una historia de revancha y esfuerzo de la oriunda de California.

Es que la atleta había participado de los Juegos de Vancouver 2010, pero no fue seleccionada por el equipo de los Estados Unidos para las Olimpiadas de Sochi 2014, una decisión que hizo ruido en esa oportunidad dentro de la delegación. Había sido relegada por una colega de más experiencia, Ashley Wagner, pero que terminó por detrás de ella en el campeonato de Patinaje Artístico de ese año, justo antes del torneo de Rusia.


Nagasu se tuvo que bajar de los Juegos cuando parecía una fija. Su compañero y también patinador Adam Rippon recordó hace días la decepción de ese año y, tras su performance, ella festejó en su Instagram: “La historia de todos es diferente. Cuatro años después, ganamos una medalla juntos. Amo esto”, escribió en su red social junto una foto de un beso con Rippon, en la que se leía: “Sabes, Mirai, estamos aquí. Lo hicimos”.

El último lunes, Nagasu terminó con un puntaje general de 137,53, el segundo mejor en patinaje libre femenino, y ganó la medalla de bronce junto al equipo de EE.UU. La patinadora también tuvo mucha acción en sus redes sociales, donde retuiteó videos y comentarios de todo tipo sobre su triple Axel.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE