Caso Nahir: el primer disparo habría sido por la espalda y a quemarropa

Caso Nahir: el primer disparo habría sido por la espalda y a quemarropa

Así trascendió de una fuente con acceso a las pericias que se realizan en Paraná.

En las últimas horas, el interés de la causa por el crimen de Fernando Patorizzo en Gualeguaychú se centra en las pericias psiquiátricas que se le están realizando a la detenida que confesó el asesinato, Nahir Galarza.

Sin embargo, la pericia balística que llevan a cabo en la división Criminalística, en Paraná, Entre Ríos, es el fundamental para saber si hubo “intencionalidad” o “fatalidad” en el momento en que la chica de 19 años tenía el arma con la que mató a su novio.

El análisis dirá la distancia que había entre víctima y victimario ese 29 de diciembre. Exactamente, revelará los centímetros que separaban la 9 mm del padre policía de Nahir de la espalda de Pastorizzo, de 20 años, asesinado en la calle, sobre su moto.

Fuentes de la querella dijeron a Clarín que había sabido por alguien que estuvo en la pericia que “el primero de los disparos que recibió Fernando fue en la espalda y a escasa distancia, casi apoyando el arma en el cuerpo”.

En caso de que así haya sido, la querella espera el informe final para reforzar una imputación por alevosía.

 

Cuando el Ministerio Público Fiscal tenga todos los resultados pendientes, se elevará el pedido al juez de Garantías, Mario Figueroa, para que disponga de una fecha para la audiencia de elevación a juicio, que comenzaría en marzo.

“La balística va a determinar las distancias. La alevosía no creo que me la pueda determinar porque es una cuestión jurídica y probatoria en otros contextos: no sólo el disparo, también el ámbito y la circunstancia. Porque no todo disparo por la espalda es, justamente, alevosía”, dijo a Clarín el fiscal de la causa, Jorge Rondoni Caffa.

Sobre la presunción de un disparo a quemarropa, Jorge Zonzini, manager de l mundo de la farándula y vocero de la familia de Nahir, le dijo a Clarín que “no es así”, que Nahir y Fernando iban “cagándose a palos arriba de la moto” y que hay una testigo “que dice que vio a la víctima fatal pegándole a Nahir, que la ve subirla de los pelos a la moto y que quien llevaba el arma era Fernando”.

Y recuerda el momento en el que la joven confesó el crimen. “Dijo ‘reconozco el hecho, con el arma de mi papá’. Ahí ella se descompensa y se termina la declaración. Después pide ampliarla y habla de las circunstancias. Del momento en el que el la víctima (nunca nombra a Fernando) frena la moto, la apaga, Nahir se siente amenazada, le saca el arma de la cintura y ahí es donde se dispara. No es a ‘quemarropa’, pensá que Nahir está sentada en una moto, vos atrás de tu chico y cuando le sacás el arma y sale el disparo a esa distancia”, detalló a Clarín.

¿Y el segundo tiro? “Es cuando ella se queda parada temblando, abombada por la primera explosión. Como la bala ya está en la recámara, sale el segundo tiro. Ese es con el que mienten en muchos medios, que dicen que con ese tiro lo ‘remata’. No remata nada. El segundo tiro no toca ningún órgano vital.”

 

Pericia psiquiátrica accidentada

Ayer, Nahir llegó 7.15 al Juzgado de Familia desde la Comisaría de la Mujer y el Menor, donde comenzaría la entrevista con el psiquiatra. Antes de salir, había dicho que tenía mucho dolor de cabeza y pidió llamar a su abogado. Cosa que, según la defensa, nunca se hizo. El abogado de la imputada, Horacio Dargainz, llegó 7.45, porque una fuente judicial le avisó, 30 minutos después de iniciada la pericia. 7.55, la entrevista se suspendió.

Según fuentes de la causa dijeron a Clarín, “Nahir no quiso hablar con el perito psiquiatra”.

Zonzini dijo a este diario que “se desestimó” el “tremendo cuadro de angustia” de Nahir, por parte del fiscal.

Y el fiscal respondió. “No es que hay una desestimación. Me presenta el certificado médico del hospital, que decía que Nahir tenía una contractura que generaba un dolor de cabeza y un dolor en la columna y que ella misma no quiso aceptar medicación. Al no querer tomar un analgésico (la defensa habla de una inyección) quiere decir que estaba bien, no en ‘una situación extrema de mucho dolor’. Y si estaba con un problema emocional… se estaba entrevistando con un psiquiatra, que es a quien uno recurre cuando tiene un problema emocional. Si él hubiese visto algo raro hubiese suspendido él mismo la pericia”, .

El manager retrucó. “El fiscal le puso la pericia psiquiátrica a las 7 de la mañana. Pensá el estado en el que llega Nahir, que duerme muy poco y tiene Clonazepam encima porque se lo recetó el médico forense. Esa pericia se la puede hacer a cualquier hora. Elige a las 7 de la mañana.”

Días atrás, denunciaron por prevaricato al fiscal (extralimitación de sus funciones) y por ofrecer pruebas a los medios antes de que las viera la defensa. “Desde el día 1 se maneja de esta manera nefasta. Ayer se la llevaron (a la pericia) sin avisarle al abogado”, sostuvo Zonzini.

La defensa apeló este jueves ante el Tribunal de Casación Penal de Paraná –una instancia superior– “la barbarie que dijo la jueza, que negó la excarcelación diciendo que si Nahir sale puede matar a todos los testigos. Así, prejuzgó con que es una asesina serial. Instaló esa idea”, dijo el vocero de la familia Galarza.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE