Salarios de más de 18 mil pesos pagarán más aportes patronales en Misiones a partir de la reforma tributaria

Salarios de más de 18 mil pesos pagarán más aportes patronales en Misiones a partir de la reforma tributaria

Uno de los beneficios para prevé para el sector privado la ley aprobada la semana pasada es el establecimiento de un mínimo no imponible que se implementará progresivamente hasta llegar en 2022 a 12 mil pesos, cifra por debajo de la cual los salarios no tributarán aportes patronales. Sin embargo, en paralelo y también en forma progresiva, se dejará sin efecto el decreto 814 que permite a las empresas pagar aportes a cuenta de IVA en porcentajes que se incrementan conforme más alejadas estén de Buenos Aires. Como consecuencia de este cambio, en 2022 los salarios inferiores a 18 mil pesos en Misiones pagarán menos aportes que ahora, pero los que se ubiquen por encima de esa cifra, tributarán más.

La reforma impositiva sancionada el jueves pasado traerá múltiples beneficios para el sector privado, pero en lo referente a la reducción de aportes patronales, uno de los puntos más reclamados por los empresarios de todo el país, los resultados para las regiones más alejadas del centro del país no serán positivos, o al menos no para la mayoría de los casos.

La nueva ley establece un mínimo salarial no imponible por debajo del cual no se pagarán aportes patronales, sino que se pagará solamente por el excedente. Ese mínimo se implementará de manera progresiva: será de 2.400 pesos (salario bruto) este año hasta llegar en 2022 a 12.000 pesos, cifra que se actualizará de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor.

Pero por otro lado, se eliminaría, en forma gradual hasta 2022, la posibilidad de computar determinados porcentajes de contribuciones patronales como crédito fiscal del Impuesto al Valor Agregado en las zonas más alejadas de Buenos Aires (decreto 814).

La combinación de las dos medidas modificará el panorama para las empresas de Misiones, una de las provincias más beneficiadas por el mencionado decreto  dada su ubicación periférica.

Gracias a este instrumento que está en vigencia desde 2001, las empresas de Posadas pueden deducir hasta 9,7 por ciento de sus aportes patronales a cuenta de IVA, porcentaje que es un punto mayor en el resto de la provincia.

Durante 2018, se mantendrá la posibilidad de deducir aportes en esos porcentajes, pero el beneficio se irá reduciendo progresivamente: para Posadas en 2019 se reducirá a 7,30%; en 2020 a 4,85%, en 2021 a 2,45% y finalmente en 2022 la deducción desaparecerá. Para el resto de Misiones en 2019 se reducirá a 8,05%; en 2020 a 5,40%; en 2021 a 2,70% y en 2022 bajará a cero.

Cuando los beneficios del decreto 814 se eliminen definitivamente ya habrá entrado en plena vigencia el mínimo no imponible de 12 mil pesos, lo que hará que en Misiones los salarios más bajos paguen menos aportes patronales, pero los que se despeguen de ese mínimo deberán pagar más que ahora.

Según un análisis elaborado por el Instituto Ieral, dependiente de la Fundación Mediterránea, para el caso de Posadas, el punto de inflexión se ubica en los 18 mil pesos. Es decir que los salarios brutos que estén por debajo de esa cifra pagarán menos aportes patronales y los que estén por encima, tributarán más de lo que pagan en el contexto actual.

Actualmente, tomando en cuenta los beneficios previstos en el decreto 814, las empresas posadeñas pagan 7,30 por ciento de aportes, en 2022 deberán pagar ese mismo porcentaje por salarios brutos de 18.000 pesos, pero la alícuota se irá incrementando progresivamente hasta 19,5 por ciento para salarios del orden de los 100 mil pesos. Por ejemplo, un salario bruto de 40 mil pesos pagará el doble de lo que paga ahora.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE