Campeón sudamericano con Argentina y con River: el sueño hecho realidad del misionero Luciano Vera quien va por más y anhela llegar a la primera del Millo

Campeón sudamericano con Argentina y con River: el sueño hecho realidad del misionero Luciano Vera quien va por más y anhela llegar a la primera del Millo

Misiones Online accedió a un diálogo telefónico con el flamante campeón Sub 15 con la selección Argentina de fútbol. Fueron demasiadas cosas en poco tiempo tal como el propio chico describió. Luciano Vera todavía no cae vivir el presente inmejorable pero no se conforma y va por más. “Mi sueño es algún día jugar en la primera de River”, cuenta y anhela poder lograrlo.

Un año y nueve meses pasaron aproximadamente de aquel día que llegó junto a su hermano Lucas a la gran ciudad. Los mellizos fueron detrás de todo sueño de chico como lo es jugar en un club grande. Nunca imaginaron que River sería esa oportunidad, si bien su hermano ahora está en Chacarita, ambos vivieron algo único.

Luciano o “Chompi” como le pusieron en Buenos Aires, juega en la 8va de River y es dirigido por el Tapón Gordillo. Peor en la semana, al menos una vez son dirigidos por el “Burrito” Ortega, nada mal. El chico de Wanda contó la gran emoción vivida durante el sudamericano realizado hace días en San Juan que vio consagrarse al combinado dirigido por Diego Placente.

“Fue una alegría enorme, todavía no caigo por todo lo que me está pasando. Mientras estaba en San Juan mis compañeros salían campeones de mi categoría”, cuenta Luciano. A esto agrega que le han pasado tantas cosas lindas que parece vivir un sueño. Conoció a todos los futbolistas de River ya que fue pasapelotas en varios partidos del conjunto de Gallardo en el actual torneo. Además tuvo la dicha de conocer a su gran ídolo, Lionel Messi que en la previa al campeonato fue junto a Mascherano y Di María a un entrenamiento a saludar a los chicos. “Fue una cosa increíble, no lo podía creer. Es mi ídolo y pude conocerlo”, agregó Luciano

Su familia ha sido un gran pilar y responsable de lo que le pasa hoy. Con tan solo 13 años le tocó llegar a River y tras superar varias pruebas, hoy es parte del semillero millonario. Su mamá Luci contaba con gran emoción todo el sacrificio que tuvo que hacer por sus hijos. Como hacer venta de pollos, rifas y gracias a la colaboración permanente de vecinos, pudo solventar los gastos para que sus muchachos pudieran estar lejos de casa pero cerca de su sueño.

Luciano confió que siempre jugó al fútbol, incluso en varios equipos de la liga de Eldorado pero nunca imagino el presente de integrar la selección juvenil y estar en las inferiores de River Plate. “Mi sueño es jugar algún día en la primera de River”, dice con gran entusiasmo.

Aunque ahora no esté con su hermano Lucas, quien juega en Chacarita, se ven seguido e incluso nos cuenta que como buenos misioneros, llevaron las costumbres de estos lados para compartir con sus compañeros. “Le hicimos probar el tereré y el reviro a los chicos y les ha gustado mucho”, dice.

Lejos quedó aquel barrio 25 Viviendas de Wanda pero siempre presente en su corazón. Ahora también le dedica parte de sus días en Buenos Aires al estudio yendo al colegio Héroes de Malvinas cursando el tercer año de secundaria y después entrenando duro para poder seguir creciendo. “Nuestro DT es Gordillo pero una vez por semana nos entrena el Burrito Ortega. Una gran persona que no me imaginaba poder conocer y que nos enseña mucho”, indicó.

Volviendo al reciente logro con los colores albicelestes, Chompi confía que le ayuda mucho tener a Placente como entrenador ya que jugó en su puesto y le puede dar muchos consejos. “Diego me dice siempre que traté de pasar al ataque siempre pero que vuelva rápido. La verdad que 0es de gran ayuda para mí”, dijo.

Como frutilla del postre, la final de los chicos era contra el eterno rival, Brasil que ganaba 2 a 0 pero la garra argentina pudo más. “En el primer tiempo perdíamos 2 a 0 y Placente nos dijo que nos soltemos que ya estábamos jugando la final. Nos hicieron el segundo pero nunca bajamos los brazos y pudimos darlo vuelta, increíble “, agregó.

Al combo de las alegrías deportivas se suma el nacimiento de su primer sobrina. Es que Carolina (23), su hermana, acaba de ser mamá y si bien no pudo estar en semejante acontecimiento, es una gran alegría. Como la que recibió en San Juan cuando su mamá Luci y Lucas, su hermano, fueron a verlo e incluso pudieron estar tras el título un par de días.

Toda la familia Vera vive el deporte a pleno y con gran emoción ven el progreso de Luciano y Lucas. Luci, madre de los mellizos, es empleada municipal y su padre Sergio, maquinista de una empresa. Ellos reconocen que siempre han tenido ayuda de sus amigos y vecinos y por eso el agradecimiento es permanente.

Luciano junto a su hermano Lucas tras la consagración en San Juan

Ahora le queda a Luciano prepararse con la selección para el año que viene comenzar a diagramar lo que será el sudamericano 2017 (en febrero cumple 16) y así seguir en este camino. Después quedará llegar a la primera de River pero todo a su tiempo. Por ahora vive alegre sus días en la pensión millonaria en donde dice haber encontrado a grandes personas y chicos de otros lugares que lo han recibido muy bien.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE