Martín Bogado, tras su debut en Los Pumitas: “Es un orgullo y un compromiso enorme ponerte la celeste y blanca”

Martín Bogado, tras su debut en Los Pumitas: “Es un orgullo y un compromiso enorme ponerte la celeste y blanca”

El fullback misionero nacido en Centro de Cazadores gritó campeón en el Sudamericano M-20 junto al seleccionado juvenil de rugby y ahora viajará a Córdoba a seguir entrenando, a la espera de una nueva convocatoria.

Tarda en llegar y al final hay recompensa: tras participar en tres concentraciones UAR, el misionero Martín Bogado finalmente tuvo su ansiado debut oficial en Los Pumitas, con el que pudo gritar campeón en el Sudamericano M-20 disputado en Uruguay el fin de semana pasado.

“Fue una alegría inmensa desde el primer momento. Al principio, también con unos nervios que te brotan con todo el cuerpo por el compromiso de ponerte la celeste y blanca”, recordó el joven.

Todo comenzó la semana previa al certamen con un encuentro en Buenos Aires: “Fue ideal para conocernos, ya que cada uno tenía su club y su forma de jugar”. En el interín, Los Pumitas disputaron un amistoso contra Chile que terminó en victoria argentina, y durante el cual Martín tuvo -por fin- la posibilidad de probarse esa ansiada celeste y blanca: “Esa noche me costó mucho dormir, no sabía con qué me iba a encontrar, si iba a hacer las cosas bien o mal, si se terminaba todo ahí. Por suerte, entré en el segundo tiempo, lo que me despejó un poco más porque ya tenía una idea de cómo venía el partido”.

En ese partido, el técnico lo probó de wing, posición en la que finalmente terminó disputando la competencia internacional.

Ya en Uruguay, el primer partido también fue contra los trasandinos: “Fue muy duro, porque es un equipo que está a punto de jugar el Mundial para poder subir a la A y tienen una preparación de casi un año”.

“Los chicos son muy buenos, te das cuenta de que estás jugando con lo mejor que hay. Es un nivel muy alto con el que te estás midiendo”, analizó el joven fullback, ahora mutado en wing.

Días después llegó la final con Uruguay, que había derrotado a Brasil: “Con Uruguay nos liberamos, fue un partido que voy a tener siempre en la memoria, porque el equipo completo salió a comerse la cancha y por eso se dio ese resultado”, que a la postre le terminó dando el título a Los Pumitas.

La hoja de ruta de Martín indica que su próximo destino es Córdoba, donde seguirá entrenándose en el pladar para “tratar de sacar lo mejor” y quedará a la espera de un nuevo club que lo albergue. No obstante, el joven no olvidará su nacimiento como jugador en Centro de Cazadores: “Al club le voy a estar eternamente agradecido, porque ahí fueron mis primeros pasos, fue la razón por la que juego a este deporte, por los amigos que me hice”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE