Un árbitro insultó a un chico porque creyó que simulaba

Un árbitro insultó a un chico porque creyó que simulaba

“Levantate, maricón”, así insultó un árbitro a un chico porque creyó que simulaba un golpe. Ocurrió en un partido de la Liga de Río Tercero Córdoba. El pibe, sorprendido, se fue de la cancha llorando y lo consoló uno de los líneas.
Padres sacados, exigiéndoles a sus hijos lo que ellos mismos no pueden hacer. Madres al borde de un ataque de nervios, gritando como si fueran líderes de una barra brava. Hermanos, tíos, primos, amigos presionando y dando un espectáculo lamentable… Alcanza con darse una vuelta por cualquier partido de Inferiores para darse cuenta de la exigencia a la que son sometidos los pibes, de la violencia con la que conviven. Sin embargo, en Córdoba el límite se corrió un poco más allá cuando un árbitro insultó a un chico. Un escándalo, sí.
Nadie se imaginaba lo que podía suceder, el último sábado, en el encuentro entre Sportivo 9 de Julio e Independiente de Hernando, por la Liga Regional de Río Tercero. Se sabía que iba a ser un partido muy peleado, pero a nadie se le cruzó por la cabeza que el gran protagonista de la tarde iba a terminar siendo Franco Godoy, el juez del encuentro.
Sin quejas por sus fallos, el árbitro casi no se había hecho ver durante el match. Sin embargo, cuando faltaban ocho minutos para el final, ocurrió algo insólito. Bruno Gauna, delantero del Sportivo 9 de Julio y goleador del campeonato, fue a buscar una pelota y recibió un duro planchazo de parte de un rival. Sus gritos de dolor hicieron pensar que se había lastimado. Sin embargo, rápidamente quedó claro que había sido sólo un golpe.

Mientras todavía se estaba retorciendo en el suelo, Gauna vio que el juez se le acercaba. Pero no lo hacía con la intención de ayudarlo o de ver cómo estaba. Según relató el chico y ratificaron compañeros y hasta rivales, Godoy se le arrimó y le espetó: “¡Levantate, pelotudo. Dedicate a jugar al fútbol, maricón, llorón!”.

Sorprendido por la agresión, Gauna se levantó y, entre lágrimas, dejó el campo de juego. “Así no se puede”, dijo. Y se refugió en el banco de suplentes de su equipo, mientras su técnico, sus compañeros y hasta los árbitros asistentes trataban de calmarlo y, sobre todo, consolarlo.

Franco Godoy, el acusado de insultar a Bruno Gauna, jugador de 9 de Julio, Córdoba

 

“Un árbitro no me puede decir eso. Lo escucharon todos”. Luego del encuentro, que finalmente Sportivo 9 de Julio perdió 1-0, Gauna habló. Y no disimuló su bronca por lo que le había tocado vivir. “Un árbitro no me puede decir eso. Y lo peor es que en ningún momento me ofreció disculpas”, contó el chico en una nota con Pasión Deportiva.
Y con la misma seguridad, agregó que lo reconfortó el apoyo de los líneas y hasta del técnico del equipo rival. “Todos se acercaron a decirme que no me hiciera problemas. Es más, el asistente me pidió que me tranquilizara, que después él me iba a dar el nombre del juez y que me iba a salir a apoyar”.
Si bien en el Sportivo 9 de Julio nadie quiso hacer declaraciones, una fuente de la Liga de Río Tercero le contó a Clarín que los dirigentes decidieron presentar un reclamo formal ante la Asociación de Árbitros de Córdoba para que se sancione a Godoy. Y no estaría de más, lógico, un perdón para el pibe. (Clarín)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE