“Bubi” Gómez Demaio: Las redes sociales reflejaron el reconocimiento público por su excelencia profesional y salvar la vida de cientos de niños

Este fin de semana se viralizó en las redes sociales la noticia del fallecimiento del médico pediatra Hugo “Bubi” Gómez Demaio el pasado viernes tras padecer una larga enfermedad, y fueron cientos de comentarios que reflejaban tristeza y pesar por su partida física, pero más aún se destacaron los cientos de mensajes de agradecimiento, valoración y acompañamiento por la pérdida a su familia, en especial a su única hija Sabina. En los comentarios, coincidían que la provincia pierde “un gran médico y una excelente persona, humanitaria y comprometida con la salud y la sociedad misionera”.

 

Leer: Posadas: Falleció el reconocido médico Hugo “Bubi” Gómez Demaio

 

Leer: El uso de agroquímicos y su impacto en la salud humana fue la lucha de Gómez Demaio de toda su vida

 

La única hija del médico se hizo eco de la repercusión en las redes: “Gracias a todos por tan lindas palabras a quien ha sido además de un médico que amaba sanar a los niños, un padre amoroso, maravilloso. Un abrazo grande”, respondió a todas las condolencias recibidas, Sabina Gómez Demaio.

 

El suceso generó expresiones de un gran reconocimiento social, ya que además de sus pacientes y colegas, en las redes los comentarios se sumaban de distintos puntos del país por el legado científico y médico que dejó marcado el Dr. Gómez Demaio, ya que además de estar abocado a su actividad pediátrica, se lo conoció por su lucha contra el uso de los agroquímicos y su impacto en la salud humana y el ambiente en Misiones.

 

Entre los comentarios, el periodista Mario de Fina compartió la noticia de su fallecimiento y agregó que “de los pocos que se animó a decir fuerte y claro los efectos del Glifosato en los embriones. Enorme pesar”, expresó.

 

“Otro imprescindible qué pasó a la inmortalidad en este doliente 2017, el Dr. Hugo Gómez Demaio, uno de los primeros médicos que alertó sobre las enfermedades provocadas por los agrotóxicos en Misiones”, comentó Marcos.

En tanto Sergio Daniel dejó un mensaje de reconocimiento a “un médico más que histórico, un querido e inolvidable. Valiente, didáctico y contundente, de los primerísimos en denunciar el modelo de venenos agrícolas. Por eso mismo, de enorme soledad en su decir y demandar. Un grande, como el doctor Rodolfo Páramo, como el doctor Andrés Carrasco. El doctor Hugo Gómez Demaio seguirá andando y diciendo entre nosotros, por ser un pediatra heroico, ícono de la Ciencia Digna”, escribió.

 

“Se nos fue un reconocido luchador por la salud de nuestros productores, por medio de la conciencia y educación”, expresó Diego.

 

Víctor destacó que “la capacitación en neurobiología en la Educación dictada por el Doctor me permitió conocer a la persona más importante en mi formación,  gracias por siempre!”.

 

Y así continuaron los cientos de mensajes: “Su claridad lejos, de las mejores”; “No lo olvidaremos,  está en nuestros corazones, fue un gran profesional y mejor persona. Se fue una eminencia”; “Mis respetos a este excelente médico y mejor persona, ejemplo a seguir por los que abrazamos la docencia en todos los ámbitos”; “Un hombre y profesional admirable”; “Profesionales como Ud. siempre vivirán en el recuerdo eterno, gracias por tanto!”; “Realmente una eminencia , fue un gran ser humano, que brille la luz que no tiene fin, su partida genera un dolor irreparable de tan grande pérdida”; “La sociedad misionera pierde un excelente profesional”; “Un genio, un médico que salvó muchas generaciones, salvó muchas vidas en el interior de Misiones”; “Un médico irremplazable”, “Doctor comprometido con la vida, frontal y profesional. Ojalá sus investigaciones lleguen a abrir ojos, oídos y corazones de quienes pueden obrar por la salud”, y así fueron cientos de mensajes que expresaron la conmoción por la noticia del fallecimiento del Dr. Gómez Demaio.

 

Otra faceta del médico, la de su pasión por la actuación fue valorada por la profesora Marisil Ceccarini: “Tristeza por tu partida querido Bubi. Excelente, sabio médico y gran actor, su otra pasión. Es preciso decirlo. Doy fe de ello. Una persona íntegra, noble, de las que son imprescindibles para nuestro mundo. Gracias por ello. Dios te lleve a su gloria y de fortaleza a tu amada hija Sabina y familiares”, expresó.

 

Entre quienes comentaron haber sido en algún momento de su vida sus pacientes, estaba Paola que recordó: “Este hombre me dio la oportunidad de escribir y defenderme con mis brazos y manos en la vida”; “Una gran eminencia mi doctor, tristeza en mi alma por su partida”, expresó Marisa. Claudia Mabel comentó: “ha dado su paso a la luz, gracias Doctor por tanto, en nombre de mis hijos en un momento y después mis nietos, Hasta hoy la frase que se escucha es “Los zapatos del Dr. Demaio”; “Que triste pérdida de una persona tan buena y que ayudó a muchos. Este hombre hizo lo que muchos doctores no se animaron hacer, agradezco sinceramente por haberme  operado, gracias a él hoy puedo caminar. Tienes un gran lugar en el cielo”, comentó China. “Un gran doctor, fue junto con el doctor Bordón, que me atendieron e hicieron que pueda volver a caminar. Gracias!”, escribió Eliana Gisela. “Fuiste un gran ejemplo y lo dejaste todo en el juego de la vida. Te recordaremos con cariño y con la sonrisa que siempre nos supiste regalar”, fue el mensaje de Gónzalo.

 

“Que triste noticia, el Doctor Demaio  fue quien diagnosticó el feocromocitoma a mi hija en 1994 después de casi mes y medio de andar de médicos en médicos. Cuando al fin llegamos a sus manos, enseguida supo de que se trataba”, recordó Sonia. “Cinco meses tenía mi hijo cuando empezó a atenderlo, hoy ya tiene 16 años. Misión cumplida querido doctor, descanse en paz”, expresó Nancy. “Fue un gran médico. Le agradezco infinitamente la recuperación de mi hija recién nacida de una parálisis plexo braquial. Siento mucha pena. Los mejores recuerdos de un gran ser humano y excelente profesional”, escribió Mary. Claudia comentó su tristeza y agradecimiento: “gracias Dr. Bubi por salvar la vida de mi hijo, así cuántas vidas ha salvado. Se lo agradecí en persona, pero lo llevamos en el corazón”.

 

Natalia recordó: “hace 15 años operó a mi hijo, si en aquel entonces no lo operaba, hoy andaría buscando un trasplante. Un gran doctor, gran profesional y persona. Muy agradecida, y triste con esta noticia, consuelo para la familia”.  Silvia Noemí escribió en su muro de facebook: “Triste la noticia del fallecimiento de un excelente profesional que me salvara la vida allá por los años 70 y pico en el hospital de Eldorado”; en tanto Gladis comentó:  “ lo vamos a necesitar, se fue una eminencia, el  médico de mis hijos”. Karina escribió: “Mi querido Doctor ! siempre en mi corazón, un gran médico! no pude estar en mejores manos en mi infancia”.

 

Liliana: “Una triste noticia y una gran pérdida para la pediatría de Misiones. Excelente profesional y persona. Mi agradecimiento y un gran recuerdo en nombre de mi familia”, fue el mensaje de otra de sus pacientes. “Se fue un GRANDE de los médicos nuestros, un ser humano como pocos. Él siempre te hacia un lugarcito en su lista y se tomaba esos minutos que se alargaba a media hora para atender a nuestros hijos. Un gigante de corazón y humanidad”, escribió .

 

A la redacción de Misiones Online escribió Celeste P. para dar a conocer su carta de agradecimiento al profesional, ya que  fue su paciente por 13 años. A continuación, su mensaje:

“Fue excelente persona, excelente médico. Siempre con alegría. Nunca pensé que llegara este momento, mucho menos pensé encariñarme con un médico, ya que tengo mucho miedo.
Pero esta vez sí lo hice, me encariñé mucho con el Dr. Gomez Demaio. Me hacía reír mucho, me hacia dibujitos, por lo cual yo no me quería bañar por días, con tal que no se me borrara.

Siempre dije ¿por qué me quería operar, cada dos o tres años? . Y hoy agradezco, la marca que tengo en el pié y en el brazo. Me decía que me tendría que operar a los trece o quince años.
Aún falta diez meses. Y él ya no está para operarme. Para hacerme dibujos, o para hacerme reír minutos o horas antes de operarme para que no llore. Siempre me decía “diez kilos más para la próxima”, pero nunca pude engordar J
La última vez que le ví, tenía una remera y una lapicera de Tomi. Temblaba todo el tiempo, al escribir, cuando me golpeaba las rodillas, cuando me media, o me ayudaba a subir a la balanza, temblaba mucho.
Ya estaba en lo último. Pero no dejó de atenderme.
Cuando me despido, ya no me dijo “hasta el próximo año”. No me dijo nada. Era como una despedida.
Esa vez que fui a sacar turno, Cristina me dijo “vení mañana, estoy dando los últimos turnos”.

Y no fui. No me pude despedir de él . Me quedé sin médico, me quede sin zapatos ortopédicos.

Ahora sólo me queda por hacer lo que el tanto me pidió que haga ..Kinesiologia ( la bici), Patín y Natación ..

Hasta siempre mi querido doctor!

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE