Ingrid Grudke: “La única competencia que tuve fue conmigo misma”

Ingrid Grudke: “La única competencia que tuve fue conmigo misma”

La modelo, actriz y presentadora Argentina, Ingrid Grudke, es una marca registrada no solamente de Misiones, sino  a nivel nacional e internacional. La misionera participó en Posadas del III Congreso de Marketing Regional. Marcó que su modo de trabajar siempre fue  con mucho respeto, a su tarea, al prójimo. “Para mí es sumamente importante respetar al otro, la única competencia fue conmigo misma”, aseveró.

 

La reconocida modelo participó del congreso para compartir su experiencia de cómo trabaja su marca personal http://www.ingridgrudke.com/. No obstante es claramente una cotizada modelo, donde en sus años de carrera, fue contratada por varias y destacadas marcas. Consultada sobre cómo llegó a esto, Ingrid asegura que “desarrollé una carrera en base a valores. Para mí es sumamente importante respetar al otro. Para mí el desafío es superarme, llegar a la meta. Con equipo, con personas, con gente. Para mí la competencia se la interpreta muy mal”, observó en relación a la connotación negativa que suele tener en el ambiente del modelaje.

Como es común en ella, siempre recuerda que nació en la tierra colorada “y soy orgullosa de lo que soy, del lugar donde me crié”, señaló.

Sobre su trayectoria, recordó que a los 19 años un viaje a Barcelona fue un antes y después para ella. “Es donde comencé a comprender lo que era mi trabajo. En esa agencia aprendí”, indicó.

Más allá de la carrera que realizó Ingrid reconoce en su madre a la persona que la formó para ser quien es. “Me dejó ser. Me ayudó a tener esa seguridad. Me enseñó el valor del ser humano, del ser persona”, expresó al tiempo que se mostró muy segura de quién es y que es esto lo que le permite vivir en paz.

La filosofía de vida de Ingrid es que se debe hacer los que nos gusta, sin dañar al otro. “Valoremos lo que somos, y el tiempo es lo único que no se recupera. Yo uso mi tiempo en mi vida y en lo que pretendo ser”, manifestó.

Para la modelo, su lugar es Oberá. “Siempre vuelvo porque me han dado mucho amor, mi lugar me da mucha paz”, manifestó. Asimismo destacó no solamente el rol de su familia, sino de sus amigos. “Ellos me enseñaron mucho, me transmitieron también seguridad”, afirmó.

De su boca salen palabras, frases de aliento, de ánimo, de paz. Por su puesto, mucho amor. De hecho para Ingrid “la vida está hecha para amar, para disfrutarla”, aseveró.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE