Una multitud repudió el 2×1 a represores en Plaza de Mayo

Una multitud repudió el 2×1 a represores en Plaza de Mayo

Convocadas por múltiples organismos de DDHH, miles de personas se movilizaron hacia la Plaza de Mayo en repudio al fallo de la Corte que le otorgó el beneficio del 2×1 al represor Luis Muiña en un caso por delitos de lesa humanidad y criticaron con dureza a la Justicia.
Del acto participaron numerosas agrupaciones políticas, sociales, sindicales y de DDHH, y estuvo marcado por fuertes críticas a la Justicia y a los jueces del Máximo Tribunal Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco, quienes votaron a favor del fallo.
Desde el escenario, Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, pidió la colaboración de los tres poderes del Estado para revertir el fallo y celebró que “muchos jueces se negaron a reconocer pedidos de represores”.
Durante su discurso, Taty Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dijo: “El pueblo y los organismos de DDHH reunidos en esta histórica plaza decimos bien fuerte nunca más impunidad, nunca más torturadores, violadores y apropiadores de niños, nunca más privilegios para los criminales de lesa humanidad”.
“No queremos convivir nunca más con los asesinos más sangrientos de nuestra historia. Nuestro pueblo no merece ser condenado al olvido”, prosiguió Almeyda, quien fue una de las primeras oradoras de la noche.
En este sentido, la dirigente calificó el fallo como “vergonzoso” y sostuvo que “el día siguiente del fallo, los abogados de los genocidas se agolparon en Tribunales para pedir el privilegio para sus defendidos”.
Por su parte, Nora Cortiñas, integrante de la misma agrupación que Almeyda, destacó que “hasta hace una semana era indiscutido que esta ley no incluía a los crímenes de la dictadura”, y destacó: “Que quede claro: los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) niega la posibilidad de aplicar beneficios como el 2×1 a estos crímenes atroces”.
“Los genocidas siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas. Todavía hay más de 300 hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsas. Quieren que los represores caminen en la calle junto a nosotros”, advirtió Cortiñas.
Las personas que se convocaron en la Plaza asistieron con pañuelos blancos que se repartieron de manera gratuita en homenaje a la lucha de Madres y Abuelas, y, además de los referentes de DDHH, estuvieron presentes múltiples figuras de la cultura y la política, entre otras.
Entre los dirigentes presentes estuvieron la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, junto al titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza; el exgobernador de la Provincia, Daniel Scioli; la diputada del interbloque “Progresistas”, Victoria Donda y diversos dirigentes de la oposición.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE