Guillermo se quejó del arbitraje del misionero Pitana

Guillermo se quejó del arbitraje del misionero Pitana

El técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, se quejó del arbitraje del misionero Néstor Pitana en el superclásico que River Plate ganó por 2-0 a su equipo en Mar del Plata, al entender que “fue permisivo para un lado y el otro”, lo que terminó “desvirtuando el juego” .
En la zona mixta del estadio José María Minella, el Mellizo cuestionó que Pitana “vio un córner donde no hubo córner y no vio una patada donde hubo una patada”, en relación a una falta de Augusto Batalla a Cristian Pavón dentro del área, en el primer tiempo, lo que hubiera significado un penal para su equipo cuando el marcador todavía estaba cerrado.
Luego protestó por las expulsiones, al considerar que “no tendría que haber echado a (Juan Manuel) Insaurralde ni a (Sebastián) Driussi porque hubo más jugadores involucrados” en el tumulto que se desató entre ambos equipos a diez minutos del final del partido
Sobre la tarjeta roja que le mostró el árbitro, por reincorporarse tarde al campo de juego tras el descanso, Barros Schelotto se mostró confundido: “Me acerqué a decirle algo a (Cristian) Pavón, el árbitro interpretó que no me podía meter dentro de la cancha y creo que ése fue el motivo porque no me lo dijo”.
En este sentido, marcó una contradicción en el juez mundialista en Brasil 2014: “Si hay cuatro cambios, no hay reglamento de AFA y por el reglamento de AFA expulsó a los entrenadores cuando los equipos regresaron tarde para jugar el segundo tiempo…”
Guillermo buscó luego minimizar el análisis de la derrota porque fue un superclásico con “mucho roce y poco juego”, lo que produjo “un análisis futbolístico limitado”.
“El primer tiempo estuvo bien, pudimos haber marcado un gol, nos faltó definir mejor, y en el segundo tuvimos una sola llegada, de (Darío) Benedetto. Me quedo con la primera parte, en la que quizás intentamos jugar, Pavón llegó dos o tres veces por los costados pero no acertamos dentro del área”, completó.
Según Barros Schelotto “a partir del gol de penal vino otro gol de pelota quieta, algo que no puede pasar, y River controló el partido, pero sin dominar”.
Por su parte, el capitán “xeneize” Fernando Gago señaló que los tantos de River llegaron “por dos errores” propios y pidió “no volverse locos” por la derrota ya que se trató de “un partido de verano”.
“Duele perder pero esperamos mantener la ventaja que tenemos en el Campeonato, que no sabemos cuándo empezará”, añadió Gago.
En tanto el mediocampista Pablo Pérez refirió que Boca “hizo un buen primer tiempo” pero luego, en el segundo, cometió equivocaciones que “desembocaron en el primer gol” y más tarde, “sin reacción, River llegó al segundo en una pelota parada”.
“Era una buena oportunidad para ratificar lo bueno que había hecho este verano (Boca se adjudicó la Copa de Oro) pero lamentablemente hubo cosas que no se hicieron como quería el técnico y tocó perder”, concluyó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE