Passalacqua: “El legado de Belgrano es primero la Patria, después venimos nosotros”

Passalacqua: “El legado de Belgrano es primero la Patria, después venimos nosotros”

En su discurso el gobernador Hugo Passalacqua en el acto central en Candelaria, el mandatario hizo un repaso por la biografía del creador de la Bandera, Manuel Belgrano. Destacó que soñaba con una sociedad distinta, sin tiranos. Afirmó que una de las enseñanzas de Belgrano es “primero la Patria, después venimos nosotros, pequeñas e insignificantes personas que estamos a cargo en un momento”, manifestó.

Hugo Passalacqua.

 

En un acto cargado de patriotismo y emoción, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua encabezó la conmemoración del 196 aniversario de la muerte del General Don Manuel Belgrano, creador de la Bandera Argentina. Fue esta mañana en la ciudad de Candelaria donde el General hizo su paso hacia Paraguay en 1811.

El jefe de Tropas Capitán de Fragata Infante de Marina, Hua Hun Huala Soto Mellado recibió al gobernador y la Guardia de Honor de la Milicia Patriótica de la Policía de Misiones dio la bienvenida.

La jornada comenzó pasada las 11 cuando el gobernador se hizo presente con el intendente local, Daniel Luna y el 2do Comandante de la Brigada de Monte XII, Coronel, Juan Antonio Zamora.

Primero se hizo una ofrenda floral ante el busto de Belgrano y el árbol de especie Sarandí, declarado monumento histórico por tratarse del árbol en donde el General descansó en el año 1811 en su expedición a Paraguay y que se encuentra ubicado en el centro de Candelaria.

Una vez comenzado el acto, la ministra de Educación, Ivonne Aquino, tomo la promesa de lealtad a la Bandera a los alumnos de los 4° grados de la ciudad; e inmediatamente el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez tomó juramento a las fuerzas de seguridad de la provincia.

“Casi con dificultad para expresarme, no sé si será la cercanía del Bicentenario o tal vez sea como lo dijo el religioso Viera los momentos difíciles que está pasando el país, la sociedad con personajes oscuros que intentan y no podrán ensombrecer el sentir de la Patria”, inició su discurso el gobernador Passalacqua.

“Fue Belgrano el que el 21 de Mayo decide que vaya su primo Juan José Castelli a decirle a Cisneros que llame a Cabildo abierto porque creía que el pueblo era quién debía gobernar. Fue él, cuando nadie se animaba porque no tenía autoridad moral nadie, ni autoridad política o intelectual de armar la lista de quienes iban a ser los gobernantes de la Primera Junta de gobierno que juró el 25 de mayo. ¿Quién fue? Fue Belgrano, tomó pluma, papel en la casa de Rodríguez Peña e hizo la lista y no se puso él a la cabeza”, enfatizó el mandatario.

“Él jamás soñó con eso, murió si saberlo siquiera. Hoy 196 años después en cada plaza, en cada patio de escuela, hoy en Candelaria, en este momento el Presidente Macri en Rosario rindiéndole culto, no se lo imaginó nunca. Y fue él y sólo él pudo haber sido el que se atrevió a encabezar el primer ejército revolucionario”, recordó.

Passalacqua emocionado expresó que “les juro y me tiembla la voz, les juro que siento que está acá hoy Belgrano, que pasó por acá con su tropilla acompañado de un lugarteniente que nadie recuerda Andresito Guacurarí y Artigas que se le sumó en Virasoro y vino con su caballada para acá. Pasó por acá mismo, imaginen un poquito verlo, no era un ejército gallardo, era un grupo de hombres comunes, medio harapientos con machete, arcabuces. Era a pocos meses de la revolución”.

“Fue él y sólo podía haber sido él, que después se fue para el norte a la otra punta en un caballito a lo que es hoy Bolivia y Perú y comete tal vez el momento más sublime, más intenso, más heroico que yo recuerdo de nuestra lucha patriótica y de la independencia, el éxodo jujeño. El primer hombre que entendió la moral y la esperanza de un pueblo como máxima energía para salir adelante fue él. Y hoy en estos momentos difíciles necesitamos más que nunca esa palabra esperanza que es uno de los legados de Manuel Belgrano”, señaló.

Por último reflexionó que “somos muchas veces injustos los argentinos y tenemos que hacernos cargo de ello. Belgrano muere pobre, muere triste, muere pensando si valió la pena tanto esfuerzo, si valió la pena esa miseria final de entregar su reloj para pagar al médico. Y tenemos que hacernos todos un examen de conciencia y una reflexión en serio si más allá del hermoso rito de rendirle culto a la bandera estamos cumpliendo con el legado de Belgrano. Yo auguro que sí, que en nuestra gurisada tengo la certeza porque tengo también la impresión, lo siento en la piel que Belgrano donde esté nos interpela a quienes tenemos responsabilidades, nos pregunta, nos vigila, nos reta si no estamos haciendo lo correcto”.

Al finalizar se realizó un desfile cívico-militar con escuelas de la ciudad y de localidades cercanas y las fuerzas de seguridad y policiales con sede en la provincia de Misiones.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE