En el hospital Escuela se pueden hacer trasplantes óseos

El trasplante óseo es una opción ante los casos de osteosarcoma o histiocitoma fibroso maligno óseo que son enfermedades en las que se forman células malignas (cancerosas) en el hueso. En Misiones se han realizado ya tres trasplantes óseos a cargo del especialista Álvaro Otero, el  único Oncotraumatólogo del NEA y médico del Servicio de Traumatología del Hospital Escuela.

Álvaro Otero, oncotraumatólogo. Radio Libertad

La semana pasada se realizó con éxito en el hospital Escuela el tercer injerto cadavérico a un paciente con cáncer óseo. La cirugía de alta complejidad se realizó en el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”. Se trató de un  paciente de 18 años, del interior de la provincia con osteosarcoma en fémur distal.

DSC00416

Álvaro Otero

El procedimiento estuvo  a cargo del  doctor Álvaro Otero, quien fue asistido por Residentes de Ortopedia y Traumatología del nosocomio provincial. Estos trasplantes denominados aloinjertos se realizan remplazando parte de la pieza ósea con hueso de cadáver por lo general obtenido de un banco de huesos.

Esta es una opción para los pacientes con cáncer óseo que se realizan tratamiento en el hospital Madariaga, el centro sanitario ha incorporado este servicio con el objetivo de mejorar los resultados terapéuticos obtenidos con una prótesis artificial. El trasplante mejora la recuperación y calidad de vida de los pacientes ya que evita amputaciones y minimiza el rechazo que presenta la implantación de una prótesis. Las intervenciones están destinadas a las personas.

Otero en diálogo con MisionesOnline explicó que este tratamiento “se puede utilizar en los casos oncológicos que se pueda mantener la parte ósea sin colocar una prótesis. Se saca la parte del hueso afectado y se lo remplaza por un hueso de las mismas similitudes pero de un paciente cadavérico”.

Comentó que para estos trasplantes “la histocompatibilidad no es tan especifica, el trasplante óseo es más noble, porque tiene que ver más con las medidas y diámetros del hueso, las proporciones del paciente cadavérico y del receptor”.

Los trasplantes que se realizaron fueron una tibia en una nena de 11 años, un radio distal en una paciente de 29 años y un fémur distal en un joven de 18 años. Los tres casos son oncológicos, por presencia de osteosarcoma, que fueron detectados a tiempo, eran casos intraóseos e intracompartiméntales sin metástasis a distancia por lo que los pacientes tienen mayores chances de curación.

Osteosarcoma

Aclaró “que no todos los pacientes son candidatos a los trasplantes óseos, por lo que se siguen haciendo implantes de prótesis. La nobleza que nos da el hueso en especial en pacientes jóvenes, es que se integra mucho más rápido y les da una mejor calidad de vida, por la integración como un hueso propio”. Indicó que sí se mantienen los cartílagos de crecimiento, incluso el hueso trasplantado puede crecer siguiendo el ciclo de crecimiento del paciente.

En el caso de las prótesis no biológicas, el especialista indicó que son materiales que se desgastan con el tiempo y deben ser controlados, ajustados y en algunos casos cambiar piezas. Lo que eleva el costo del control. Aclaró que ambas formas de tratamiento se realizan en el hospital Madariaga.

En todos los casos de implantes no óseos, los pacientes deben volver a hacerse una cirugía a los 15 años de la colocación de la prótesis.

Un médico que decidió abocarse al servicio público por las mejores condiciones de trabajo

Otero es misionero por adopción, llegó con su familia cuando tenía 12 años. Decidido a estudiar medicina, al cumplir el ciclo universitario, se abocó a las residencias en traumatología y en el tercer año debió seguir un caso oncológico y de ahí lo vio como una opción de especialidad a la oncotraumatología.

Esta especialidad le llevó trece años de estudios. Los seis años de la carrera de medicina, los cuatro de la residencia en traumatología y tres años más de la sub especialidad en oncotraumatología. Otero valoró que desde el Parque de la Salud, le permitan seguir capacitándose y contar con un equipo profesional altamente preparado para hacer el tratamiento de los pacientes óseo oncológicos y en los casos que es posible llevar adelante los trasplantes óseos.

9714

“Me permiten todas las herramientas para seguir capacitándome, viajar a todos los congresos. El trabajo conjunto con el CUCAIMIS (Centro Único Coordinador de Ablaciones e Implantes de Misiones) me permite hacer los pedidos de injertos óseos y estar en contacto con todos los bancos de huesos del país” dijo el médico.

Explicó que en el tratamiento a un paciente oncológico interviene el equipo de oncología, los de diagnostico por imágenes, los encargados del área de anatomía patológica y los cirujanos.

Explicó que en el Parque de la Salud, se trabaja para contar con un banco de huesos que estará a cargo del CUCAIMIS. Algo que permitirá un mejor trabajo a la hora de evaluar las posibilidades de un implante óseo en vez de un implante no biológico.

El profesional destacó la interrelación existente entre los profesionales del interior de la provincia “gracias a Dios estoy en contacto con los oncólogos y mis colegas traumatólogos. Ellos me derivan los casos, eso es bueno porque un buen manejo de un paciente oncológico a tiempo salva vidas”. Destacó que hoy “los tumores óseos bien manejados a tiempo tienen chances de curación”.

Consideró que en todos los casos “la pronta detección facilita el tratamiento y la curación de todos los casos de cáncer. Por ello es importante realizarse los chequeos preventivos”. Remarcó que el cáncer ya no tiene el estigma de fatalidad, “hoy en día tienen tratamiento, hay pacientes que tienen chances de curación y hay pacientes que son llamados largos sobrevivientes con más de 10 años”.

Indicó que en la actualidad con la quimioterapia, la radioterapia y las cirugías se pueden hacer tratamientos en pacientes con metástasis avanzada, que los lleva a ser largos sobrevividores con buena calidad de vida. Destacó que todos los tratamientos se realizan en la provincia, además se avanza en el tratamiento de pacientes pediátricos oncológicos.

El Parque de la Salud está pronto a contar con un banco de órganos y tejidos 

Desde el Centro Único Coordinador de Ablaciones e Implantes de Misiones (CUCAIMIS), el doctor Richard Malan explicó que el banco de huesos estará dentro del banco de órganos y tejidos que se está construyendo en el predio destinado a esa institución dentro del Parque de la Salud. Será sobre lo que hoy es el banco provincial de sangre, con ello las dependencias del CUCAIMIS estarían completas en cuanto al registro y banco de órganos y tejidos.

Malan

Richard Malán

La sala que se construye se denomina “sala blanca” y en ella con condiciones controladas se seleccionaran los órganos, tejidos y huesos para posibles trasplantes. Malan explicó que en los casos de fallecimiento de una persona donante, se procederá a la ablación de los órganos y algunos huesos. El cuerpo es preservado y para preservarlo se le colocan implantes antes de entregárselos a los familiares.

El médico indicó que en el banco de tejidos se trabajará con corneas, piel, hueso y membrana amitótica.  Incluso en los casos de pacientes vivos, que deben remplazar huesos por prótesis, este material puede ser usado para material de relleno en casos de lesiones graves en el sistema óseo.

Indicó que el CUCAIMIS busca favorecer y ejecutar las políticas de acceso a trasplantes de órganos y tejidos a habitantes de Misiones u otros argentinos. Y brindar oportunidad de accesibilidad a la terapéutica médica con trasplantes  de órganos y tejidos a los misioneros que lo necesiten como a otros argentinos.
El bancos de Órganos y/o tejidos permitirá favorecer el desarrollo de Centros de Ablación e Implantes en el Sector Público Provincial y coordinar el trabajo con el Sector Privado y de la Seguridad Social con vistas a facilitar la accesibilidad de toda la población a las prácticas trasplantológicas.

MCE 1

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE