La Argentina venció a Nigeria y enfrentará a Suiza en octavos





La Selección venció 3 a 2 a los africanos. “La Pulga” abrió el marcador a los dos minutos pero a los cuatro empataron las “Águilas” tras una contra que materializó Ahmed Musa. Ya en tiempo cumplido del primer tiempo, el rosarino ejecutó un tiro libre magnífico para dejar a los de Sabella en lo más alto de su zona. Nuevamente Musa igualó en el complemento y Rojo puso el resultado definitivo para la albiceleste. Nigeria también clasificó por la victoria de Bosnia ante Irán por 3 a 1.

 

mundial

 

Los goles del conjunto de Alejandro Sabella los convirtieron el crack rosarino Lionel Messi (2m. PT y 45m. PT) y el defensor Marcos Rojo (5m. ST); mientras que el volante Ahmed Musa (4m. PT y 2m. ST) anotó los dos tantos para los nigerianos, que igualmente se clasificaron para la próxima instancia del certamen.

Argentina, que le había ganado sin jugar bien a Bosnia (2-1) e Irán (1-0), finalizó primero con nueve puntos; mientras que Nigeria quedó segundo con cuatro unidades.

El conjunto nacional jugará octavos de final el martes 1 de julio a las 13 en el Arena Corinthians de San Pablo con Suiza.

 

Los primeros 45 minutos, con algunos altibajos, mostraron la mejor versión del equipo en lo que va del Mundial con protagonismo, ambición, presión, paciencia, profundidad y contundencia, y ratificaron el gran momento de Messi, quien marcó los dos goles, aunque también dejaron en claro que el seleccionado no da garantías en el fondo.

El 4-3-3, esquema “madre”, tal como lo definió Sabella, genera justamente eso, una descompensación o desequilibrio entre el ataque y la defensa, y expone al mediocampo.

Javier Mascherano, el alma del equipo, se desdobla en la marca, porque ni Fernando Gago (de muy flojo Mundial), por derecha, y mucho menos Angel Di María (tiene mayor vocación ofensiva que defensiva), por izquierda, prácticamente no colaboran, y eso repercute en un línea de fondo que nunca da seguridad, principalmente por el lado de Federico Fernández.

Igualmente todo se reduce a la magnificencia del `10`, de Messi, el mejor jugador del planeta, que marcó cuatro goles en la primera ronda de Brasil.

La estrella y capitán del seleccionado argentino abrió y cerró el camino, a los 2 y 45 minutos, primero con olfato para capitalizar un rebote y fusilar a Vincent Enyeama y después para clavar un exquisito tiro libre en el ángulo superior izquierdo.

En el medio del repertorio del crack rosarino, quien ayer cumplió 27 años, Nigeria, que jugó con un 4-1-4-1, llegó al transitorio empate con un contraataque que definió Musa con un certero disparo al palo izquierdo que tuvo una floja respuesta de Sergio Romero.

 

mundial

La Argentina había mejorado su imagen respecto de lo mostrado ante Bosnia y Nigeria pero no lograba quebrar a los africanos hasta que apareció Messi… otra vez. Un minuto antes de su segundo tanto el arquero Enyeamá le había ahogado el grito al desviar al córner un tiro libre espléndido que se dirigía al ángulo. A los 46, sin embargo, la “Pulga” tuvo su revancha tras una falta que a él mismo le hicieron. Tomó la pelota, la acomodó, miró el arco y ejecuto. Golazo.

 

messi

El primer tiempo se fue en medio del estupor de semejante gol pero el complemento no le dio respiro al equipo nacional porque Nigeria, otra vez con gol de Ahmed Musa, igualó a los dos minutos y nuevamente tras un desajuste en la defensa, esta vez entre los centrales Federico Fernández y Ezequiel Garay para el 2-2 que obligaba a la Argentina a empezar otra vez pese a que el empate le bastaba para asegurarse la cima del grupo.

 

Al revés de lo que había pasado en el primer tiempo, cuando Argentina abrió el marcador y Nigeria lo igualó enseguida, fue la Selección la que volvió a quebrar a los africanos dos minutos después del empate esta vez por la rodlla de Marcos Rojo, quien con esa zona del cuerpo empujó la pelota tras un córner ejecutado por Ezequiel Lavezi.

rojo

 

Los 25 minutos del complemento, en tanto, salió reemplazado Lionel Messi, ovacionado por todo el estadio en su salida, en una decisión controvertida de Sabella, quien optó por darle descanso.
Más allá de las dos conquistas de Messi, el seleccionado de Sabella, con un juego discontinuo, dispuso de más chances de gol a través de Di María (8m. y 29m.), Gonzalo Higuaín (8m.) y Rojo (30m.).

Pero en el inicio del segundo período volvió a fallar en el fondo y otra vez Musa (le ganó a Federico Fernández) marcó otro tanto para el 2 a 2 de los africanos.

Argentina ratificó su supremacía sobre Nigeria, último campeón de Africa, al que venció las cuatro veces en el historial mundialista: 2-1 en Estados Unidos 1994 y 1-0 en Corea-Japón 2002 y Sudáfrica 2010.

El equipo de Sabella, ante más de 30 mil argentinos en el estadio y muchos miles más fuera, mejoró su nivel, ganó y se quedó con el grupo, aunque todavía tiene falencias.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE