Argentina Y Paraguay acuerdan plazos para finalizar Yacyretá y buscan avanzar en nuevos proyectos hidroeléctricos

Ayer se firmó el acta de entendimiento denominada “Declaración de Buenos Aires”, cuyo objetivo es concluir la megarepresa en 2008 y formalizar el inicio de las obras del Plan de Terminación de Yacyretá. Durante el acto, los representantes de ambos países coincidieron en trabajar en los proyectos hidroeléctricos binacionales de Añacuá y Corpus.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]En la misma sintonía que De Vido y Alderete, el gobernador de Misiones expresó que ahora se puede “pensar en Corpus Christi, pero debemos hacerlo de manera coparticipada y no de espaldas a la población comprendida en los proyectos”.[/su_note]Los ministros de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Argentina, Julio de Vido, y de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay, José Alberto Alderete, coincidieron en que hay que avanzar en los proyectos hidroeléctricos binacionales de Añacuá y Corpus, ambos ubicados sobre el río Paraná.

Fue durante el acto que se realizó ayer en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde ambos gobiernos suscribieron un acta de entendimiento denominada “Declaración de Buenos Aires”. El principal objetivo de la firma del documento es el de concluir las obras de la represa hidroeléctrica de Yacyretá en 2008.

Ambos funcionarios se comprometieron a dar inicio durante la segunda quincena de marzo, una serie de obras en la ciudad de Posadas y en la localidad paraguaya de Encarnación, comprendidas en el Plan de Terminación de Yacyretá.

Las autoridades nacionales, provinciales y municipales de la Argentina y Paraguay, que firmaron el acta “comprometen su cooperación para terminar Yacyretá en los plazos previstos y el apoyo al desarrollo económico y social de su área de influencia mediante planes de integración espacial, desarrollo urbanístico y promoción de actividades productivas”, según se destaca en uno de los párrafos.

“El objetivo es dar cumplimiento a la decisión del presidente de la Argentina, Néstor Kirchner, de finalizar Yacyretá en el período 2005-2008 para que esté en condiciones de abastecer el 24 % de la energía eléctrica que necesita la economía argentina en los actuales niveles de actividad , y a la necesidad expuesta por el presidente del Paraguay, Nicanor Duarte Frutos, de concluir las obras dentro de un marco de total transparencia para poder contar con fondos genuinos provenientes de la explotación de la Central Hidroeléctrica”.

Con ese fin el Estado argentino aportará 563.400.000 dólares en desembolsos anuales previstos en el “Plan Energético Nacional 2004-2008” (196,4 millones de dólares en el corriente año, 169,5 millones en el 2006, 112,7 millones en el 2007 y 84,8 millones de dólares en el 2008) que serán administrados por un Fondo Fiduciario acordado con el Banco de Inversión y Comercio Exterior – BICE para garantizar el correcto uso y aplicación de los fondos.

El acto fue presidido por los ministros de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido; el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cámeron; el gobernador de Misiones, Carlos Rovira; y en representación de Paraguay: el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones del Paraguay, José Alderete; el gobernador del departamento paraguayo de Itapúa, Viedma Vigo.

El documento también fue firmado por los intendentes: Jorge Brignole, de Posadas; Ricardo Roa, de Garupá; el presidente de la Junta Municipal de la localidad paraguaya de Encarnación, Juan Alberto Schmalko; y el intendente de Cambyretá, Luis Wieldel.

También participaron del acto: por el Banco Mundial asistirán el director Regional, Alex Van Trotsenburg y el líder del sector Medio Ambiente, Carter Brandon, y por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el representante en la Argentina, Daniel Oliveira, y el Jefe de Proyecto, ingeniero Diego Caminal. Yacyretá estuvo representada por su director ejecutivo, Oscar Thomas, y el director paraguayo, Carlos Miguel Goiburú.

Misiones y Itapúa como motores de desarrollo energético

El ministro De Vido destacó que los gobiernos locales de Posadas, Garupá, Encarnación y Cambyretá, tendrán, con el apoyo de los gobiernos de Argentina y Paraguay, “la oportunidad histórica de convertirse en motores del desarrollo, del cambio y del progreso, de modo que esto genere un polo de desarrollo regional que nos aliente para abordar otros emprendimientos con la transparencia que éste no tuvo hasta ahora”.

Además aseguró que “esto se hará en el marco de la inclusión y el respeto por las poblaciones de ambas márgenes que durante tantos años no fueron escuchadas”.

El ministro remarcó que “por primera vez en 12 años, los recursos para el financiamiento de las obras de Terminación de Yacyretá están en el Presupuesto del Estado argentino para el año 2005. Por primera vez no apostamos al endeudamiento sino al financiamiento con recursos genuinos para concluir las obras”.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas del Paraguay, José Alderete, manifestó que “esta reunión es muy importante porque nos permite pasar de las promesas o las expresiones de deseos a los hechos, con un compromiso de todos los actores involucrados en el proceso de terminación de Yacyretá”.

También dijo que “el compromiso de las altas partes que intervienen en este proyecto binacional no sólo tiene trascendencia por la voluntad política de los dos presidentes, Nicanor Duarte Frutos y Néstor Kirchner, sino por la garantía de financiamiento expuesta por el Gobierno argentino y por el respaldo de un Plan de Terminación de obras que se harán en el marco de transparencia y eficiencia”.

Alderete destacó que “terminar Yacyretá significa también terminar con años de incertidumbre para los compatriotas paraguayos y los argentinos que viven en la zona comprendida por el complejo. Estamos entrando en la recta final para terminar Yacyretá y llevar adelante el compromiso de construir Añacuá y avanzar a Corpus, pero esto se va a dar trabajando de esta manera, mancomunadamente”.

“Pero para todos nosotros, la terminación de Yacyretá tiene rostro humano”, dijo el ministro paraguayo, explicando luego que “en este proceso de terminación vamos a tener en cuenta la parte ambiental, pero también la parte social que representa el rostro humano” del emprendimiento.

Alderete manifestó también que “todos trabajaremos para que Yacyretá sea una empresa viable, rentable y eficiente. Pero para que sea una empresa viable debíamos terminar Yacyretá, administrando las obras finales como lo estamos haciendo, con la transparencia que aportan con su gestión los directores y consejeros de la Entidad”.

El ministro paraguayo enfatizó que “por primera vez en 12 años tenemos un Plan de Terminación de Yacyretá”.

Fue el gobernador Rovira, quien consideró que “nunca había visto esta unión de todas las instituciones que debieron estar junto a Yacyretá desde el principio. Pero aunque sea al final, está bien que sea así para terminar bien Yacyretá”.

En la misma sintonía que De Vido y Alderete, el gobernador de Misiones expresó que ahora se puede “pensar en Corpus Christi, pero debemos hacerlo de manera coparticipada y no de espaldas a la población comprendida en los proyectos”.

El gobernador del Departamento paraguayo de Itapúa, Luis Viedma Vigo, coincidió en la importancia de que todos los sectores tengan participación y comprometió el apoyo de su gestión porque “la Entidad tiene un claro sentido de conducción de los presidentes (Duarte Frutos y Kirchner), los ministros (Alderete y De Vido) y los directores de la EBY (Oscar Thomas y Carlos Goiburú)”.

“Vamos a acompañar con firmeza y patriotismo lo que se tenga que hacer del lado paraguayo para terminar Yacyretá”, concluyó Viedma Vigo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE