Alexa

Estados Unidos: una pareja de predicadores acusada de encerrar en un sótano a 8 personas con discapacidad

Quienes están detrás de esta macabra operación son Curtis Keith Bankston (55) y Sophia Simm-Bankston (56) y según lo que informó el Departamento de Policía de Griffin, la pareja tendrá que enfrentar cargos judiciales por detención ilegal y administración de un hogar grupal sin licencia “bajo la apariencia de una iglesia conocida como One Step of Faith 2nd Chance”.

Las autoridades confirmaron que las personas que se encontraban en el sótano de los pastores secuestradores en Estados Unidos, todas con discapacidades mentales o físicas, o ambas, fueron “esencialmente encarceladas contra su voluntad, lo que creó un peligro extremo ya que las personas no podían salir de la residencia en caso de emergencia”.

El medio Nbc News expresó que los Bankston controlaban las finanzas, los medicamentos y los beneficios públicos de las personas que estaban encerradas. Incluso, hubo ocasiones en las que les habrían negado sus medicaciones y la atención médica que requerían.

“Es a la vez aterrador y repugnante ver el grado en que estas personas han sido aprovechadas por personas que estaban en una posición de confianza”, manifestó la policía.

Qué dijo la defensa de los Bankston

El abogado del acusado Dexter Wimbish argumentó que “en ningún momento se retuvo a nadie en contra de su voluntad. No hubo secuestro”.

En ese sentido, sostuvo: “Aquí no hay fraude. Este es simplemente un hombre cristiano que estaba siguiendo su llamado para ayudar a los necesitados. No podemos quedarnos sentados y permitir que el ministerio sea atacado”. Asimismo, indicó que los “residentes” tenían permiso para entrar y salir cuando quisieran antes de las 8 de la noche, cuando la puerta se cerraba.

Así comunicaba un medio local el macabro plan de la pareja Bankston y su arresto en redes sociales. (Foto: Captura Twitter/GAFollowers)
Así comunicaba un medio local el macabro plan de la pareja Bankston y su arresto en redes sociales. (Foto: Captura Twitter/GAFollowers)

Según lo que publicó el Atlanta Journal Constitution, el pastor Bankston había registrado a su organización sin fines de lucro en agosto de 2020, pero no obtuvo la licencia pertinente por parte de autoridades locales.

“Eso es un mal juicio, es desafortunado, probablemente sea una violación de la ordenanza local. Pero no es un secuestro y no es detención ilegal. Y eso es lo que es la narrativa”, concluyó el letrado.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas