Se inauguró la primera muestra artística de pacientes oncológicos en Misiones

Se inauguró la primera muestra artística de pacientes oncológicos en Misiones

En conjunto con la Fundación Nacional “Donde quiero estar” y la Asociación Civil Voluntades de Misiones, se inauguró la  muestra de pinturas de pacientes que participan del programa de arte y la reflexología en salas de quimioterapia, para atravesar el duro y arduo proceso del cáncer de una manera distinta. 

Desde el año pasado, la Fundación Civil Voluntades firmó un convenio con la Fundación Nacional “Donde quiero estar”, para trabajar en un proyecto que tiene por objetivo humanizar el tratamiento oncológico y acompañar a las personas que padecen cáncer, como así también a su familia, con un tratamiento que fusiona el arte y la reflexología dentro de la sala de quimioterapia.

La reflexología es una forma de medicina alternativa que usa técnicas de masajes que se aplican en los pies y en las manos, donde se encuentran representadas anatómicamente todas las estructuras corporales, orgánicas, óseas y glandulares; y a través de la estimulación de los puntos reflejos con masajes, presiones y frotaciones se busca restablecer la salud en el paciente, liberar bloqueos energéticos y emocionales, estimular la circulación sanguínea y nerviosa, e inducir a una relajación corporal de todo el organismo.

Se trata de una tarea conjunta del paciente con su familia, lo cual hace que el vínculo entre ambas partes se fortalezca, y el proceso por el que deben atravesar para el tratamiento de la enfermedad, se vuelva más llevadero.

Esta semana quedó inaugurada la primera muestra de las obras de arte en el Instituto Misionero del Cáncer, que fueron hechas por las personas que iniciaron este programa, y aseguran que no será la primera. Los programas se agregan dependiendo del Hospital, de la provincia, de la idiosincrasia. Esto le da la posibilidad al paciente a expresarse a través del arte.

Esta fundación se inició en el año 2006, en un solo Hospital. Luego se replicó allí, dentro del mismo centro de Salud. Con el pasar del tiempo, fue cobrando fuerza a medida que la tarea que realizaban resultó exitosa, por lo que se expandió a distintos puntos del país. Hoy en día se instalaron en seis provincias y son 21 Hospitales Públicos los que están recibiendo el programa.

“Hay 1.000 personas que están recibiendo este programa. Y son 200 voluntarios. Los voluntarios creen que vienen a ayudar y dar amor, porque son buenas personas, y es al revés: los pacientes sanan al voluntario y nos enseñan a valorar la vida. Esto no es caridad, es realmente un intercambio, y en el intercambio nace esta acción terapéutica sanadora para ambos; es mutuo”, expresó Victoria Viel, fundadora de “Donde quiero estar”.

“Nosotros dejamos de hablar de pacientes oncológicos  y empezamos a decir personas que están atravesando este evento, porque el cáncer se cura. Estamos tratando de cambiar los conceptos”, manifestó Victoria.



Quizás tambien le interese...