El Gobierno Nacional autorizó la fusión Telecom-Cablevisión, primer paso para el mayor conglomerado de medios del país

El Gobierno Nacional autorizó la fusión Telecom-Cablevisión, primer paso para el mayor conglomerado de medios del país

Los servicios de cuádruple play avanzarán con un gran jugador local. Telecom absorbe a Cablevisión, pero no cambian marcas de los servicios ni ofertas.

 

El edificio de Telecom será el principal headquarter, pero también continuará el de Cablevisión en BarracasEl edificio de Telecom será el principal headquarter, pero también continuará el de Cablevisión en Barracas.

 

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) aprobó ayer mediante una resolución que se publicaría hoy en el Boletín Oficial, la fusión de Telecom y Cablevisión, empresas que ya tienen como principales accionistas al fondo Fintech, de David Martínez, y el Grupo Clarín. A partir de ahora, la razón social será Telecom.

 

Con esta operación surge el mayor grupo de Comunicaciones de Argentina, con capacidad de brindar servicios de cuádruple play. Esto es, telefonía fija y celular, datos y televisión por cable en todo el país.

 

La autorización de Enacom permite a Telecom, absorber a Cablevisión, del grupo Clarín, bajo la misma razón social, aunque por el momento cada uno de los servicios del conglomerado (TV por cable de Cablevisión, datos de Fibertel y Arnet, telefonía fija de Telecom, telefonía móvil de Personal y Nextel, entre otros) continuarán bajo las mismas marcas.

 

También permite la unificación de los sistemas administrativos y técnicos de ambas compañías (y el nombramiento de Carlos Moltini, ex CEO de Cablevisión al frente de Telecom fue la primera prueba de ello hace aproximadamente un mes), hasta que la fusión no sea aprobada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), Telecom no podrá ofertar servicios de cuádruple play, el objetivo último de este deal.

 

La CNDC tiene 45 días hábiles para expedirse. Pero a pesar de que las autoridades vienen analizando este acuerdo en forma coordinada con el Enacom y la Secretaría de Comunicaciones, desde que fue anunciado el 7 de julio, “la investigación está en el día administrativo cero”, explicaron a este diario fuentes del Gobierno. “La empresa aún no completó la información necesaria del Formulario 2, requerido para operaciones complejas”, advirtieron, para poner paños fríos sobre los plazos.

 

La CNDC debe expedirse acerca del impacto de la fusión en los diversos mercados, en materia de contenidos y acerca de políticas de precios. “Se está estudiando el caso con la debida profundidad para que el resultado sea compatible con un mercado competitivo que ofrezca opciones adecuadas a los consumidores”, se limitaron a indicar en la oficina que dirige Esteban Greco.

 

La Comisión podría dictaminar escisiones adicionales a la cesión de espectro, como por ejemplo, la división o venta de partes de la empresa. Entre las recomendaciones elevadas por Enacom, se solicita, para más de 35 localidades donde el nuevo conglomerado tiene más del 80% del mercado de datos, deberá ofrecer sus servicios, hasta que haya una competencia efectiva, al menos por dos años, “al menor precio de todo el país para el servicio en cuestión”. Este podría ser la tarifa del AMBA, donde existe la mayor competencia.

 

Telecom también deberá garantizar el acceso (compartir infraestructura) con otros prestadores.

 

Otra de las situaciones a resolver es la transferencia de las licencias de cada una de las empresas y del excedente de 80 mhz de espectro por sobre el límite de 140 permitido.

 

Para el analista de medios de Comunicación y docente de la Universidad Nacional de Quilmes Martín Becerra, el nuevo conglomerado “no tiene antecedentes en ningún país latinamericano, ya que permite a un único grupo dominar todos los eslabones de la comunicación, desde la producción hasta la transmisión y distribución del contenido”.

 

Según datos del sector de telecomunicaciones, el nuevo conglomerado tendrá unos 30 millones de clientes y un valor bursátil de alrededor de u$s 11.000 millones. La nueva fusión, no sólo mueve todo el tablero de las comunicaciones y el poder en la Argentina, sino que, paradójicamente, ocurre diez años después de que, en diciembre de 2007, el entonces presidente Néstor Kirchner, habilitara la fusión de Cablevisión y Multicanal, puntapié inicial en el camino de la hiperconcentración de medios.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE