Desde 2012 Pérez Corradi vivió y hasta tuvo hijos en Paraguay

Desde 2012 Pérez Corradi vivió y hasta tuvo hijos en Paraguay

Tenía tres órdenes de captura internacionales y alerta roja en Interpol, pero nadie molestó al prófugo argentino Ibar Pérez Corradi en los cuatro años que lleva en Paraguay, desde el 2012. Vivió en lugares céntricos de Ciudad del Este e inmediaciones del CIT, se movió en vehículos lujosos, tiene dos hijos paraguayos y vivía paseando por los shoppings. En Argentina lo acusan de tres crímenes y narcotráfico.

Tenía orden de captura de Estados Unidos por tráfico de oxicodona. Tenía dos órdenes de captura en Argentina por tres homicidios y lavado de dinero. Ibar Pérez Corradi tenía también alerta roja de Interpol… y aún así fue invisible para la Policía Nacional y la Secretaría Nacional Antidrogas en los cuatro años que lleva en Paraguay.

Ibar Pérez Corradi, alias José Luis Fernández, alias Walter Miguel Ortega Molinas… no solo consiguió ser invisible para el sistema de seguridad e inteligencia del Paraguay… también le facilitaron documentación para aliviarle la vida.

Ibar Pérez Corradi nunca se ocultó en Paraguay hasta que su caso se visibilizó en los últimos meses. Vivió en zonas céntricas de Ciudad del Este desde el 2012, y desde setiembre del 2015 hasta febrero del 2016 vivió cómodamente instalado en las inmediaciones del CIT, sobre el asfaltado de la calle Ybytyruzú, con muralla alta y cerco eléctrico.

Usaba vehículos que no pasaban desapercibidos y un ritmo de vida elevado. Todo este tiempo elegía más comer platos de restaurantes o deliverys, se movía en un Mercedes Benz ML 320 mientras su pareja paraguaya, María Gladys Delgado Brítez, se movilizaba con un Kia Óptima color bordó. Amantes de los shoppings, una de las últimas fotos muestra a la pareja en uno asunceno mientras ella, María Gladys, estaba aún embarazada.

Dos hijos paraguayos

Ibar Pérez Corradi, alias Walter Miguel Ortega Molinas, alias José Luis Fernández, prefería llamarse José Luis para su familia. Casi todos estaban al tanto de que había tenido líos judiciales del otro lado del río, pero que no eran tan graves. Él se declaraba inocente y regalón con todos.

Su estadía en Paraguay no fue para nada invisible y fue muy fecunda: en el 2012 conoció en Ciudad del Este a su pareja, que quedó embarazada bastante pronto. Su primera hija nació en julio del 2013 mientras ellos vivían en el barrio Catedral de Ciudad del Este, sobre la céntrica Avda. Cnel. Rafael Franco casi Curupayty. Era el edificio CAR I (foto de página). Y la pequeña no nació en un servicio público sino en uno privado y fue anotada en el Registro Civil como hija de madre soltera.

El segundo hijo nació en febrero de este año, según los datos a los cuales accedió nuestro diario. Estas dos criaturas serían la nueva estrategia del prófugo argentino que con su abogado Carlos Broitman intentarán argumentar arraigo en Paraguay para litigar sobre los crímenes de los cuales es acusado.

Pérez Corradi o José Luis desde el 2012 vivió en barrios densamente poblados del Paraguay y nunca necesitó ocultarse aunque a la hora de elegir una cédula paraguaya eligió la de un muerto. Los fantasmas no son tampoco invisibles.

Fuente: ABC Color

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE