Reubicarán a colonos del éxodo rural en sus chacras

A partir de un convenio suscripto entre el organismo habitacional provincial y la Asociación Jardín de los Niños se iniciaron las tareas para poner en marcha el programa “Volver a las Chacras”, un proyecto que en lo inmediato permitirá el reasentamiento a un grupo de colonos que abandonaron el campo en la época de crisis. Las familias serán instaladas en un predio ubicado en la zona rural de la localidad de Bonpland. El plan prevé la generación de proyectos productivos y viviendas, entre otros puntos. Se trata de un planificación integral para permitir la reinserción plena de las familias de nuevo en las chacras. En lo inmediato la Asociación Jardín de los Niños cederá el terreno (alrededor de 120 hectáreas) al IPRODHA. En el próximo paso, el Instituto se hará cargo de regularizar la situación dominial, conjuntamente destinará planes Techos con cerramientos para que las familias se instalen en los terrenos y así ayuden a construir su vivienda, que será por autoconstrucción, con una tipología parecida a las de viviendas rurales.

Paralelamente se desarrollarán los proyectos productivos guiados por la Asociación que preside Emilio Marchi (incluye asesoramiento de técnicos y agrónomos) y se organizará la cadena de puesta en el mercado. Una vez que las familias comiencen a percibir por las ventas, se les estipularán las cuotas por las viviendas, al cancelarlas el Instituto les entregará el título de propiedad. El proyecto también tiene previsto la ejecución de cabañas para actividades de agroturismo.

Al respecto el presidente del IPRODHA, Santiago Ros, manifestó que “desde hace varios meses que estamos dialogando con la asociación Jardín de los Niños, para avanzar en el proyecto que la asociación está planificando para la zona de Bonpland. A raíz de ello se pretende el reasentamiento de un importante número de familias, que mas allá de ir con sus correspondiente urbanización y cuestiones de tierras resueltas, también conforman proyectos productivos que van en consonancia con la política del Estado en la generación de alimentos con el uso del suelo y los medios misioneros. Nosotros estamos muy contentos con este primer paso que estamos dando, lo cual promete un avance constante en esta misma dirección y satisfechos por seguir trabajando con la Asociación con la cual ya tenemos muy buenas experiencias (Recientemente se entregaron 24 viviendas en el barrio San Jorge de Posadas)”, señaló.

Ros interpretó que esta acción se enmarca en la política de estado de promover la productividad y autoabastecimiento desde el campo, sólo que “en este caso particular es un poco más amplio, porque además del proyecto productivo se soluciona el tema de la tenencia de la tierra, se resuelve el habitad, la vivienda, la infraestructura, de modo tal que estas familias se asienten en los lugares que van a producir y que tengan los mismos niveles, en lo que habitabilidad respecta, que una familia de la ciudad”, puntualizó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Jardín de los Niños, Emilio Marchi, reseñó que “la selección de las familias tiene un tinte especial, dado que son grupos que por cuestiones económicas debieron emigrar de la chacra, al trasladarse muchos de ellos a las ciudades lindantes o a la capital, se encontraron con una dura realidad. Al no encontrar una respuesta acorde a lo que ellos esperaban, precisamente una mejora en el ámbito económico, es que comienzan a entrar en una caída en la escala social. Es así que terminan viviendo en barrios periféricos, villas y sobre todo viviendo situaciones imprevistas. Teniendo un arraigado sentimiento por su origen en chacra, estas familias, siempre conservaron ese deseo de continuar la vida para la cual estaban marcados en cierta forma. De tal manera, al vivir los percances cotidianos en la ciudad, el deseo de retornar a la chacra se acrecentaba”, contextualizó.

Marchi agregó que “este programa lo que impulsa es justamente el retorno de estas familias a sus lugares de origen, proveyendo de la vivienda y de los medios por los cuales puedan llegar a la subsistencia, junto a una completa apoyatura técnica. En lo que respecta a la ubicación de las familias en lo que es la periferia de la ciudad de Posadas, podemos decir que las encontramos en los barrios: A4, San Lorenzo, pero también hay gente que fue a Buenos Aires y retornaron a su pueblo, allí en Bonpland”.

“Porque esto de que las familias emigran de la campaña, es una realidad que se ve en todo el país, pero acá en la provincia fue un fenómeno que en determinado momento tomó tanta fuerza que se lo podría definir como un verdadero éxodo. Esto produjo un profundo vacío en las chacras, las cuales permanecieron totalmente abandonadas. Pese que en la situación actual de la provincia puede notarse el cambio de paradigma, la crisis fue tan grande que aún se siguen importando alimentos de otras provincias. Yo creo que este es el momento preciso para retornar a las chacras, a las raíces de la gente y sobre todo a la producción”, concluyó el titular de la Asociación “Jardín de los Niños”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE