Alexa

México | Autoridades despidieron a sacerdotes jesuitas asesinados dentro de un templo católico

(Reuters) - Autoridades mexicanas dijeron el miércoles que fueron localizados los cuerpos del guia de turismo y de los dos sacerdotes jesuitas asesinados por pistoleros dentro de un templo en un remoto poblado rural del norte del país.

El incidente, que generó mucho dolor en la iglesia católico fue condenado por el Papa Francisco, ocurrió el lunes después de que el guía buscara refugio en una iglesia de la pequeña comunidad Cerocahui, en el fronterizo estado Chihuahua, para protegerse de un ataque. Tras el crimen, los cadáveres de los sacerdotes jesuitas asesinados fueron sustraídos del lugar.

“La muerte de estos dos sacerdotes jesuitas es solo una señal de lo que está pasando en el país. Ellos, como jesuitas, tuvieron un papel muy importante pero también representan a todas las víctimas que hoy no tienen justicia, los miles de desaparecidos cuyas familias no saben dónde están sus cuerpos. Espero que sean un hito en lo que necesitamos reclamar en México”, dijo un sacerdote jesuita tras participar de la misa exequial para despedir a los sacerdotes.

Sobre este hecho también se refirió la gobernadora del estado de Chihuahua, lugar donde ocurrieron los asesinatos y dijo «Hemos logrado localizar y recuperar los cuerpos de los sacerdotes Javier Campos, Joaquín Mora y del guía de turistas Pedro Palma». Las declaraciones se conocieron por un video mensaje que fue grabado y luego difundido por las autoridades del estado.

La fiscalía de Chihuahua identificó a José Portillo «El Chueco» como sospechoso de los asesinatos por lo que ofreció una recompensa de 5 millones de pesos (unos 250,000 dólares) a quien proporcione información que lleve a su captura.

Las autoridades dijeron que Portillo estaría involucrado de manera directa en el crimen de los sacerdotes jesuitas asesinados y además en el tráfico de drogas en la región.

En la conferencia de prensa que brinda a diario, el presidente  mexicano Manuel López Obrador dijo “Quiero ofrecer mis condolencias a la Compañía de Jesús, a los jesuitas de México y del mundo por este terrible hecho”.

En la misma línea de discurso dijo “Hay una búsqueda y el responsable ha sido identificado. Pero también debemos reconocer que esa zona de las montañas ha sido infiltrada y dominada por el crimen organizado durante mucho tiempo”.

Hasta ahora no se ha informado sobre el paradero de otras cuatro personas que habrían sido secuestradas el mismo día de los hechos.

Cerocahui, el pueblo donde los sacerdotes jesuitas fueron asesinados se encuentra enclavado en la Sierra Tarahumara, hogar del pueblo indígena rarámuri que por años se ha visto afectado por la violencia generada por grupos criminales dedicados a la producción, venta y distribución  de drogas.

Tal vez te interese leer: El mayor santo criollo de Posadas y Encarnación pensó en el suicidio, según escribió al superior zonal de los jesuitas

Lee también:

sacerdotes jesuitas asesinados

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas