especies en peligro de extinción

El guacamayo azul fue declarado “extinto en estado silvestre” entre un total de ocho aves de Sudamérica que no volveremos a ver

Birdlife Internacional realizó un estudio sobre especies en extinción, y de este trabajo se ha determinado que la especie se ha extinguido en la naturaleza. Según la organización, este guacamayo, que solo vivía en Brasil, sería una de las ocho especies de ave que se habrían extinguido en los últimos años en la región de Sudamérica. Sin embargo, algunas de estas especies aún sobreviven en estado de cautiverio.

Más de 240 especies de aves habitan en la Reserva Natural Urutaú de la EBY, entre raras veces vistas, amenazadas y difíciles de observar en la Argentina

Casi un 50% de las especies de aves registradas en toda la provincia habitan en la Reserva Natural que se extiende sobre el arroyo Garupá y Pindapoy, en Candelaria, al sur de Misiones. Se trata de una superficie de 1.200 hectáreas en la que conviven en armonía ocho ambientes diferentes, entre campos, pastizales, humedales, bañados, selva en galería, arroyos y cascadas. Habitan más de 240 especies de aves, más de 800 especies de plantas y un número superior a mil vertebrados, entre mamíferos, reptiles y anfibios. El sitio es parte del sistema de áreas protegidas de la Entidad Binacional Yacyretá, que proyectan declarar como reserva privada.

El tráfico de especies sería el tercer negocio ilícito más rentable en el mundo

El coordinador regional de Biodiversidad y Ecosistemas en ONU Medio Ambiente, Alberto Pacheco Capella, detalló que esta actividad ilegal es un comercio que deja unos beneficios de entre 10.000 y 26.000 millones de dólares al año. Según el especialista, el comercio de drogas internacional deja unos 340.000 millones de dólares. El beneficio derivado de las transacciones ilegales de especies equivaldría desde un 3 a un 8 por ciento de dicha cantidad.

Conservación: La protección de los monos carayá rojo son importantes para el ecosistema de la selva misionera y para la salud pública

El seguimiento y monitoreo de cinco individuos que habitan en el Parque Provincial Piñalito resultó exitoso. “Los carayá rojo siguen vivos, y su presencia nos indica que el virus de la fiebre amarilla todavía no está circulando en Misiones. Justamente, el papel de centinelas epidemiológicos que están cumpliendo estos monos en el área es lo importante, no solo para el ecosistema sino también para la salud pública”, sostuvo la investigadora y especialista en primates, Ilaria Agostini.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE