Ley Ómnibus: el oficialismo estudia cambios para las pymes en el RIGI y subir el piso de Ganancias para los patagónicos

Con el objetivo de lograr dictamen en el Senado la próxima semana, el Gobierno nacional busca consensos para modificar la Ley Ómnibus y el paquete fiscal. Entre los cambios propuestos están ajustes en el Régimen Impositivo de Grandes Inversiones y un aumento del piso de Ganancias para los trabajadores patagónicos. 

El Gobierno nacional finalmente cedió y ahora busca avanzar en cambios para la Ley Ómnibus y el paquete fiscal, con el fin de obtener los votos necesarios que le permitan seguir trabajando los dos proyectos que envió la Casa Rosada al Parlamento.

Es por eso que en las últimas horas se intensificaron los encuentros, y el oficialismo negocia y busca lograr dictamen en el Senado la semana que viene para ambos proyectos.

En las últimas horas, el Ejecutivo adelantó que acepta introducir cambios que son sustanciales en ambos proyectos respecto a lo aprobado en la Cámara de Diputados.

En lo que se refiere al Régimen Impositivo de Grandes Inversiones (RIGI), el ministro del Interior, Guillermo Francos, ya les adelantó a los bloques opositores que el piso para entrar -200 millones de dólares- no se modifica.

“Este es un punto en el que están intransigentes y que genera un problema”, explicó un senador que participa de las conversaciones. En donde hay ánimos de cambios es en los proveedores para esas inversiones. “Estamos trabajando para poner en igualdad de condiciones a las pymes locales con los proveedores extranjeros y hay permeabilidad al respecto”, agregó.

“Estamos de acuerdo con muchos de los cambios”

“Creo que hay condiciones para que el dictamen salga por mayoría la semana que viene. Va a ser un dictamen con modificaciones, por lo que va a volver a Diputados. En términos generales, las normas que se trabajan mejoran mucho la redacción. Estamos de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen. Creo que en Diputados va a acompañar”, puntualizó el ministro.

Respecto al RIGI, reconoció que va a tener cambios porque “se clarificarán algunos aspectos que generaban preocupación en las provincias. Otras saldrán por reglamentación”, añadió.

Otro punto en discusión es el Impuesto a las Ganancias. En la Cámara de Diputados hay 30 legisladores patagónicos, lo que significa el 11% del total. En el Senado hay 18, lo que representa el 25% de los votos. El peso en una y otra cámara cambia radicalmente a la hora de discutir el impuesto y los vuelve fundamentales.

Ganancias para los patagónicos

Francos dijo que están conversando sobre el piso mínimo del Impuesto a las Ganancias para la Patagonia y explicó: “Ellos dicen que es injusto porque tienen que vivir con un costo más alto”. El pedido de los senadores del sur del país es elevar el piso un 22 por ciento para los trabajadores de esa parte del país.

Si el oficialismo acepta esto cambios, significaría que para solteros el piso a partir del cual se pagaría el impuesto pasaría del que propone el proyecto, de $1,8 millones a $2,2 millones, y para casados con hijos, de $2,2 millones a $2,7 millones.

La semana que viene será crucial para que el Gobierno logre destrabar ambas normas. Lo que ahora buscan los legisladores de los sectores dialoguistas es que el oficialismo entienda que ir al recinto sin todo acordado podría generar un rechazo de algún artículo central, y eso significaría que la ley se caiga.

“Si los 13 radicales te votan en contra, más los 33 de Unión por la Patria, más alguno de otro bloque, podés tener 48 votos o más en contra y eso haría que en Diputados sea imposible que lo puedas reponer”, señalaron.

El razonamiento es simple: si algo se vota con mayoría simple en el Senado, Diputados puede insistir con el texto original con la misma mayoría simple, pero si se rechaza por los dos tercios, el oficialismo debería conseguir la misma cantidad en la Cámara Baja, algo que hoy parece imposible.

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas