Un ataque aéreo del ejército israelí acabó con la vida de varios familiares del líder de Hamas

Un ataque aéreo israelí mató el miércoles a tres hijos y cuatro nietos del máximo líder político de Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, en un momento en que Israel mantiene delicadas negociaciones de alto el fuego con el grupo islamista, que sostiene que no cederá ante la presión.

Los hijos de Ismail Haniyeh se encuentran entre las figuras más destacadas que han muerto en la guerra hasta el momento. Israel dijo que eran agentes de Hamás y Haniyeh acusó al Estado hebreo de actuar con «un espíritu de venganza y asesinato».

El ataque amenazó con tensar las conversaciones de alto el fuego con mediación internacional, que parecieron ganar fuerza en los últimos días a pesar de que las partes siguen alejadas en temas clave.

Los asesinatos también se producen en un momento en que Israel está bajo una presión internacional cada vez mayor para cambiar de rumbo en la guerra, especialmente en relación con la entrega de ayuda humanitaria ante la desesperada situación que vive la población civil en Gaza.

 

Haniyeh dice que Hamás no cederá ante la presión

«El enemigo cree que, al atacar a las familias de los líderes, los empujará a renunciar a las demandas de nuestro pueblo», dijo Haniyeh al canal Al Jazeera. «Cualquiera que crea que atacar a mis hijos empujará a Hamás a cambiar su posición, se engaña», añadió.

La emisora de televisión Al-Aqsa, de Hamás, transmitió imágenes de Haniyeh recibiendo la noticia de las muertes a través del teléfono de un asistente mientras visitaba a palestinos heridos que habían sido transportados a un hospital en Catar, donde vive en el exilio. Haniyeh asintió, miró al suelo y salió lentamente de la habitación.

Hamás dijo que Hazem, Amir y Mohammed Haniyeh fueron asesinados en el campo de refugiados de Shati en la ciudad de Gaza, de donde es originario Ismail Haniyeh. El grupo islamista indicó que tres de las nietas y un nieto de Haniyeh también fueron asesinados, sin revelar sus edades.

Al-Aqsa TV dijo que los hermanos viajaban con familiares en un solo vehículo atacado por un dron israelí. El Ejército de Israel señaló que Mohammed y Hazem eran agentes militares de Hamás y que Amir era un comandante de célula. También indicó que habían llevado a cabo actividades militantes en el centro de la Franja de Gaza, sin dar más detalles.

Gantz dice que Israel ha derrotado a Hamás «desde el punto de vista militar» pero seguirá luchando durante años

Antes, un ministro del Gabinete de Guerra israelí, Benny Gantz, afirmó que Hamás ha sido derrotado militarmente, aunque también dijo que Israel luchará contra el grupo en los años venideros.

«Desde el punto de vista militar, Hamás está derrotado. Sus combatientes están eliminados o escondidos» y sus capacidades «lisiadas», afirmó Gantz en una declaración a los medios en la ciudad de Sderot, en el sur de Israel. Pero, añadió, «luchar contra Hamás llevará tiempo. Los niños que ahora están en la escuela secundaria seguirán luchando en la Franja de Gaza».

Gantz reiteró el compromiso del Gobierno israelí de invadir Rafah, la ciudad en el extremo sur de Gaza donde ahora se refugian más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes de la Franja.

 

Biden critica duramente la gestión de la guerra por parte de Netanyahu

Mientras tanto, los palestinos conmemoraron la festividad del Aíd al Fitr o Fiesta del Fin del Ayuno, que pone fin al mes sagrado del Ramadán, visitando las tumbas de sus seres queridos muertos en la guerra. En el campo de refugiados de Jabaliya, cerca de la ciudad de Gaza, la gente se sentaba en silencio junto a tumbas rodeadas de edificios destruidos por la ofensiva de Israel.

Después de meses de apoyar la guerra de Israel contra Hamás, la Casa Blanca ha aumentado la presión sobre el Gobierno de Netanyahu para que alcance un alto el fuego, y adoptó una línea más severa que ha sacudido la alianza de décadas entre los países.

En una entrevista con el canal de televisión ​​en español Univision, grabada el 3 de abril y emitida el martes, el presidente estadounidense, Joe Biden, criticó el manejo de la guerra en Gaza por parte del primer ministro Benjamín Netanyahu, e instó a su Gobierno a facilitar la distribución y entrega masiva de ayuda humanitaria. Biden reiteró ese llamamiento nuevamente el miércoles, diciendo que los esfuerzos para aumentar la ayuda «no eran suficientes» y exigiendo otro punto de entrada para camiones en el norte de Gaza.

El desacuerdo más severo ha girado en torno a los planes de Israel para una ofensiva en Rafah. La disputa se vio agravada por un ataque aéreo israelí la semana pasada contra un convoy de ayuda que mató a siete trabajadores de la organización benéfica World Central Kitchen, la mayoría de ellos extranjeros. Israel dijo que las muertes fueron involuntarias, pero Biden se mostró indignado.


FUENTE: EuroNews.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas