Ucrania incrementó los ataques con drones y destruyó cazabombarderos rusos en aeródromo de Rostov

En un golpe estratégico, Ucrania intensificó su ofensiva contra las fuerzas rusas al destruir seis cazabombarderos en un aeródromo ubicado en Rostov, en lo que las autoridades ucranianas describieron como una “operación especial” conjunta del servicio de seguridad ucraniano y el ejército.

El ataque, llevado a cabo por Ucrania mediante el lanzamiento de más de 50 aviones no tripulados sobre la región fronteriza rusa de Rostov, marcó uno de los ataques aéreos más significativos perpetrados por Kiev durante el conflicto en curso.

Funcionarios del Ministerio de Defensa de Moscú confirmaron que interceptaron y destruyeron 44 drones en el distrito de Morozovsky, causando daños en una subestación eléctrica según informó el gobernador de Rostov, Vasily Golubev.

Tal vez te interese leer: Ucrania sufrió un masivo ataque de misiles y drones rusos

Aunque medios rusos reportaron que el aeródromo militar cerca de la ciudad de Morozovsk podría haber sido el objetivo, no se confirmó de inmediato.

Según las afirmaciones de Ucrania, el bombardeo nocturno provocó daños significativos a seis aviones militares rusos, mientras que otros ocho sufrieron daños graves. Este ataque fue dirigido específicamente contra la base aérea en Rostov del Don, una región fronteriza con Ucrania.

La base de Morozovsk alberga bombarderos utilizados en los ataques contra las fuerzas ucranianas y las ciudades cercanas a la línea del frente, lo que la convirtió en un objetivo estratégico para las fuerzas ucranianas.

Las autoridades ucranianas no emitieron comentarios inmediatos sobre el ataque, pero el gobernador de Rostov confirmó que aproximadamente 600 personas resultaron afectadas por cortes de energía debido a los ataques a la infraestructura eléctrica.

Este incidente es solo un ejemplo más de la creciente guerra de drones que caracteriza el conflicto en curso entre Ucrania y Rusia. Ambos bandos recurrieron a estos dispositivos de bajo costo para anular el material militar costoso del adversario.

Aunque Rusia empleó drones Shahed de diseño iraní en sus ataques, Ucrania también demostró su capacidad en este frente, con una industria de defensa en rápida expansión que incluye drones, incluidos los letales barcos no tripulados.

Las tensiones entre los dos países se intensificaron aún más con acusaciones mutuas de lanzar ataques con drones en infraestructuras críticas. Mientras Moscú acusó a Kiev de atacar centrales eléctricas y refinerías de petróleo, Ucrania afirmó que Rusia lanzó ataques similares en su territorio, incluso en la capital, Kiev.

A pesar de estos desarrollos, Ucrania sigue enfrentando la superioridad militar de Rusia, como se evidenció recientemente en una operación masiva donde las tropas rusas utilizaron 99 aviones no tripulados y misiles contra la infraestructura energética ucraniana.


Fuente: Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas