“La crisis económica en el país se traduce en un aumento de la violencia física y psicológica en los hogares”, advierten desde el colectivo MuMaLá

La crisis económica desencadena un alza preocupante de la violencia doméstica en Argentina, particularmente afectando a mujeres, y en especial a las dedicada al trabajo doméstico, según el último informe del Observatorio de MuMaLá. Ante tal situación, ese colectivo pide al Gobierno nacional la reapertura de las políticas de asistencia económica para las mujeres en situaciones de violencia.

En medio de la actual crisis económica en el país, las mujeres, especialmente aquellas dedicadas al trabajo doméstico, son las más afectadas por la violencia de género en Argentina, según revela un informe reciente del Observatorio de MuMaLá “Mujeres, Disidencias, Derechos”.

Desde el inicio de este año, se registraron en el país 62 femicidios, lo que equivale a un caso cada 35 horas. Sin embargo, lo más preocupante es la cifra de intentos, que asciende a 129 en el mismo periodo, sugiriendo la posibilidad de un femicidio potencial cada 11 horas.

“Esto es crítico y urgente, sobre todo ante un gobierno que no tiene sensibilidad social y principalmente niega la existencia de la violencia por motivos de género”, expresó Carla Talavera, referente de MuMaLá en Misiones.

Este panorama se ve agravado por la “falta de políticas estatales efectivas para abordar la violencia de género. La administración actual, encabezada por el presidente Javier Milei y la vicepresidente Victoria Villarruel, han dejado claro que no habrá políticas conducentes para erradicar la violencia y frenar los femicidios”, señalan desde MuMaLá.

Victoria Aguirre, vocera nacional de MuMaLá, advirtió además que “se vienen momentos muy difíciles, en los que serán necesarios los espacios colectivos. Estamos organizando una campaña de cara a la urgencia más grande que tenemos, que es el hambre. Hoy muchas mujeres no pueden acceder a un plato de comida y esta es la situación más crítica y que no podemos permitir que siga pasando», enfatizó

Desde MuMaLá subrayan que “la crisis económica se traduce en un aumento de la violencia física y psicológica en los hogares”. Con un 55% de los femicidios perpetrados por parejas o ex parejas, y un 67% ocurriendo en viviendas compartidas, “es evidente que el Estado debe intervenir de manera urgente”.

“Exigimos la reapertura de las políticas de asistencia económica para las mujeres y disidencias en situaciones de violencia, y el Estado debe estar presente”, subrayó Talavera.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas