Alemania, Francia y Polonia anunciaron que proveerán a Ucrania con cohetes de largo alcance para resistir la invasión de Rusia

Los mandatarios Olaf Scholz, Emmanuel Macron y Donald Tusk anunciaron en conjunto que seguirán apoyando a Kiev frente a las agresiones de las tropas de Vladimir Putin.

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció que Alemania, Francia y Polonia acordaron este viernes adquirir inmediatamente más armas para Ucrania en el mercado mundial, además de crear una nueva coalición de cohetes de largo alcance.

“No cejaremos en nuestro apoyo”, recalcó Scholz al término de su reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron; y el primer ministro polaco, Donald Tusk, en el formato del Triángulo de Weimar.

Indicó que los tres acordaron, entre otras medidas, “adquirir inmediatamente más armas para Ucrania en todo el mercado mundial”, la ampliación de la producción de equipo militar, también con socios en Ucrania, y la creación en el Grupo Ramstein “de una nueva coalición para una artillería de cohetes de largo alcance”.

La reunión se produjo mientras Rusia vota en una elección que seguramente extenderá el gobierno del presidente Vladimir Putin.

Scholz había dicho el miércoles que discutió qué apoyo necesita ahora el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky. “Él sabe que puede confiar en nosotros y hoy desde aquí renovamos esta señal de apoyo a Kiev”, dijo después de la reunión. Y agregó: “Pero también llega una señal muy clara a Moscú: el presidente ruso debe saber que no cejaremos en nuestro apoyo a Ucrania”.

El líder alemán dijo que “a partir de ahora, adquiriremos aún más armas para Ucrania en el mercado mundial en general”.

“En segundo lugar, se ampliará la producción de equipamiento militar, incluso mediante la cooperación con socios en Ucrania”, añadió Scholz. Y acotó que se creará una nueva “coalición para la artillería de cohetes de largo alcance”.

Scholz no dio detalles y los tres líderes no respondieron preguntas. Macron reafirmó el apoyo de Francia a un plan iniciado por la República Checa para comprar municiones y proyectiles fuera de la Unión Europea, pero tampoco dio detalles.

“Queremos gastar nuestro dinero, queremos ayudar de todas las formas posibles… aquí y ahora, para que la situación de Ucrania en las próximas semanas y meses mejore, no empeore”, manifestó por su parte Tusk.

Las fuerzas de Kiev esperan obtener más suministros militares de los socios occidentales de Ucrania, pero, mientras tanto, están luchando contra un ejército ruso más grande y mejor provisto que está presionando con fuerza en algunos puntos de la línea del frente en Ucrania.

Los planes de la Unión Europea de producir un millón de proyectiles de artillería para Ucrania se han quedado cortos, mientras que en Estados Unidos la ayuda a Ucrania está estancada por diferencias políticas.

“Este es un momento serio”, analizó Macron. “Está amaneciendo una nueva era, y allí estaremos. Y el hecho de que los tres estemos unidos en este día, decididos con la misma lucidez sobre la situación en Ucrania y decididos a nunca dejar que Rusia gane y a apoyar a Ucrania hasta el final, es una fortaleza para nosotros, nuestros pueblos, nuestra seguridad y nuestra Europa”, remarcó.

Alemania, Francia y Polonia se encuentran entre los aliados clave de Ucrania. Alemania se ha convertido en el segundo mayor proveedor de ayuda militar de Ucrania después de Estados Unidos y está aumentando su apoyo este año, aunque Scholz ha enfrentado críticas por negarse a enviar misiles crucero de largo alcance Taurus.


FUENTE: Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas