Efeméride | Con un espectáculo en el Paseo La Terminal, este 28 de febrero se celebró el Día Nacional del Bailarín

Este miércoles se celebró en todo el territorio argentino el día nacional del Bailarín, con motivo de recordar el nacimiento del bailarín Jorge Donn, histórico para el país en danza clásica y pionero en danza contemporánea. Al respecto, Vanesa Da Luz, bailarina y maestra de danza, visitó los estudios de Misiones Online para brindar detalles al respecto.

“Este día se conmemora por el nacimiento de un gran bailarín que fue Jorge Donn. Más allá de que él bailaba danza clásica, empezó a trabajar toda la parte de danza moderna, que era muy innovador y muy expresivo. Era un gran bailarín, como muchos que tenemos acá en Argentina, y es por eso que el 28 de febrero se celebra el Día del Bailarín”, explicó con detalle Da Luz.

“Bailar es lo mejor que te puede pasar en la vida. El que baila siempre es más feliz y si todos bailáramos, no nos pelearíamos, no habría guerra, no habría nada malo”, comentó.

Consultada por como es la vida profesional de un bailarín dedicado, Da Luz señaló que su camino “depende de lo que él o ella quiera para sí mismo”.

“Si el bailarín quiere que su baile, su danza o su práctica sea un hobby, está perfecto. Ahora, si el bailarín quiere trascender a un ballet nacional, a un ballet rentado, ir a bailar a otros países o incluso si quiere trascender dentro de su provincia, mejorando su performance, tiene que trabajar mucho, le tiene que gustar mucho hacer danza, tiene que trabajar y tiene que entrenar”, resaltó.

En esta línea, resaltó que “hay que tener mucha disciplina, especialmente hablando del bailarín clásico, del bailarín de ballet. Hay que ser responsable, organizado, tener valores, tener prioridades y todo eso implica ser un bailarín. Más allá de que el disfrute es un 80% y nuestro premio es el escenario, ser bailarín tiene muchísimo trabajo, pero trabajo con disfrute siempre, porque si no, no se logra”.

Tal vez te interese leer: El artista Claudio Bustos presenta su último disco “Anda como agua en el río”, una oda a la poesía y la música misionera

Como maestra de ballet y jazz, Da Luz hizo especial énfasis en el apartado físico que deben cumplir los bailarines de estas disciplinas, comparándolo con otras prácticas más enfocadas en el deporte.

“El bailarín de por sí, tiene que tener muchísima fuerza, especialmente el hombre. Tiene que tener mucha fuerza, manejo de su cuerpo, una capacidad cerebral para acordarse de todo, una excelente memoria. Reúne un montón de condiciones que solamente con los años y con el trabajo se va formando hasta conseguirse”, manifestó.

“Yo siempre le digo a las chicas ‘ustedes tienen que tener la fuerza de un físicoculturista con la liviandad de una mariposa’. El bailarín ocupa y trabaja el propio peso de su cuerpo”, añadió. Además, destacó que la edad ideal para comenzar en la danza sería entre los siete y los ocho años.

Por otro lado, destacó la versatilidad con la que deben contar los bailarines actuales, donde quien domine las bases da la danza clásica, podrá adaptarse a cualquier ritmo.

“El bailarín de hoy en día no es que sólo tiene que bailar, tiene que actuar, tiene que ser expresivo. Si es posible, tiene que saber cantar, tiene que saber de diferentes danzas. La danza está en todos los lados y puede adaptarse para cualquier evento, función o cualquier evento artístico que se quiera hacer”, completó.

En tanto, y para celebrar el día nacional de Bailarín, el Paseo La Terminal se vistió de fiesta con diferentes performances, a cargo de la Municipalidad de Posadas.

 Mirá las mejores imágenes

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas