Tarifas de gas y energía: el Gobierno nacional apunta a iniciar en marzo la quita de subsidios a sectores medios y bajos

Energía apura la implementación de la nueva canasta que reemplazará la segmentación, luego de haber pospuesto la quita de subsidios a los hogares de los segmentos medios y bajos para evitar una judicialización.

El Gobierno apunta a iniciar la quita y reformulación de los subsidios a las tarifas de gas y luz para los hogares de los segmentos medios y bajos en marzo. Fuentes oficiales le dijeron que estiman que eso será posible luego de la oficialización de la convocatoria a la audiencia pública del 29 de febrero.

Este miércoles, la Secretaría de Energía publicó en el Boletín Oficial la convocatoria a dicha audiencia pública mediante la Resolución 8/2024. Allí, se presentará el sistema de “canasta energética básica” con el que buscará reemplazar el actual esquema de segmentación entre hogares de ingresos altos, medio y bajos implementado el año pasado.

El Ministerio de Economía busca acelerar el paso del ajuste de los subsidios. Días atrás implementó un incremento del precio estacional de la energía eléctrica para comercios, industrias, entidades públicas (con impactos que en algunos casos se ubican entre el 200% y el 400%, según estimaciones del especialista Julián Rojo), pero en el caso de los usuarios residenciales solo lo aplicó a los del nivel 1 (altos ingresos).

Originalmente, estaba previsto aplicarlo para los tres segmentos, sin embargo, se decidió posponer el aumento de los hogares medios y bajos hasta tanto se apruebe la nueva canasta básica energética para evitar una judicialización que frene el proceso de quita de subsidios por no cumplir con los topes de incrementos establecidos en la normativa que estableció la segmentación vigente. El recuerdo del fallo CEPIS de 2016 que trabó los planes de Mauricio Macri y Juan José Aranguren activó la precaución en el Ejecutivo.

En enero, el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, había dicho que la audiencia pública para aprobar el esquema que reemplazará a la segmentación de subsidios se haría en marzo y que comenzaría a regir en abril, pero ahora se busca acelerar el trámite para no demorar el ajuste. Es que, justamente, el reemplazo del esquema actual de segmentación de subsidios por el de canasta básica energética es lo que consideran que permitirá sortear las eventuales complicaciones en la Justicia.

Tarifas: la audiencia pública

La resolución publicada hoy definió el temario de la audiencia pública. Por un lado, la redeterminación de la estructura de subsidios a la luz y el gas, incluyendo la consideración de los subsidios destinados a aquellos usuarios que carecen de conexión a la red de gas natural (Programa Hogares con Garrafa). Por otro, la redefinición de su incidencia sobre el precio estacional (PEST) en el Mercado Mayorista Eléctrico (MEM), el precio del gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) y el precio del gas propano indiluido por redes.

La audiencia tendrá modalidad virtual, por videoconferencia. Comenzará a las 10:00 horas del próximo 29 de febrero. Solo requerirán inscripción aquellos que quieran participar en carácter de “oradores”. Para los demás, las alocuciones se transmitirán vía streaming por el canal de la Secretaría de Energía.

La inscripción estará abierta entre el 7 y el 27 de febrero a través de la web de Energía. Y el Palacio de Hacienda pondrá a disposición los materiales de consulta previos a las alocuciones a partir del 15 de febrero, entre ellos el Informe Técnico de la Secretaría que se expondrá en la audiencia.

Subsidios: el nuevo esquema para acotarlos

En principio, en el marco del plan de ajuste hacia el equilibrio financiero, la idea del Gobierno es reducir este año en 0,7% del PBI los subsidios a la energía y el transporte, de los cuales 0,5 puntos corresponden a la luz y el gas. Para ello, se propone dejar atrás la segmentación por ingresos familiares y pasar a un esquema más acotado que establezca una canasta básica energética con volúmenes indispensables de consumo de gas y electricidad por zona bioclimática que permanecerán subsidiados. El volumen que exceda esa canasta pagará la tarifa plena.

También se revisará la superposición de estos subsidios con los beneficiarios de planes sociales, la mayoría de los cuales fueron categorizados como Nivel 2 (ingresos bajos).

Con todo, el cambio de esquema implicará el inicio de un fuerte incremento de tarifas para los hogares de ingresos medios y bajos. La magnitud dependerá de la letra chica de la nueva canasta básica energética. Semanas atrás, la consultora Economía y Energía había estimado que entre la quita de subsidios y la suba de los componentes tarifarios que corresponden a la remuneración por el servicio que prestan las empresas distribuidoras y transportistas las boletas de gas podrían subir hasta 697% para los usuarios del nivel bajo y hasta 666% para los de ingresos medios hacia el final del proceso.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas