Alarma en la Patagonia por un nuevo incendio forestal en el Parque Nacional Nahuel Huapi: cerraron senderos y circuitos

Un nuevo incendio forestal se registra en la región patagónica, sumándose a la emergencia que ya azota al Parque Nacional Los Alerces y partes de la provincia de Chubut. Esta vez, el fuego se originó en el sur del Parque Nacional Nahuel Huapi, específicamente en la zona del Brazo Tristeza, desencadenando medidas preventivas y el cierre de senderos en el área protegida.

Como medida de precaución, la intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi ha cerrado todos los senderos que conectan o pasan por Pampa Linda, Bahía López, Cerrito Llao Llao, así como el acceso al Circuito Tronador en los alrededores de Bariloche. Este cierre preventivo se debe al incendio activo que se desarrolla en el sector sur del área protegida, en la zona de Brazo Tristeza, donde los recursos están siendo desplegados para evaluar la situación.

Dada la complejidad del terreno, las autoridades informaron que no es posible desplegar aviones hidrantes para combatir el fuego. El incendio se propaga rápidamente por la vegetación, compuesta principalmente por bosques de Coihue y Ciprés, avanzando sobre la superficie debido al combustible vegetal presente en el suelo.

Además del cierre de senderos, la intendencia del parque suspendió momentáneamente las excursiones lacustres en la zona afectada por las llamas y una densa cortina de humo que ha cubierto la ciudad de San Carlos de Bariloche. También se ha cerrado de manera preventiva el Circuito Tronador, así como todas las sendas que conectan o pasan por Pampa Linda y el acceso al refugio López.

Un helicóptero con personal técnico y operativo está sobrevolando la zona para evaluar la situación, mientras se trabaja en coordinación con la Prefectura Naval Argentina. En paralelo, en el Parque Nacional Los Alerces y parte de la provincia de Chubut, un incendio forestal ha devastado una superficie estimada de 3.500 hectáreas de bosque nativo, con familias evacuadas de forma preventiva en el paraje Alto Río Percy.

Ante este panorama, las autoridades han priorizado mantener una estrategia de combate combinado entre personal de terreno, recursos auxiliares como aeronaves y maquinaria, y el monitoreo constante de los avances con flotas de drones y aviones de observación. La seguridad de los combatientes y la protección de las comunidades afectadas son las principales preocupaciones en esta lucha contra el fuego en la Patagonia.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas