Argentina enfrenta la ola de calor más intensa de la región y se espera para este sábado un nuevo pico de temperatura en todo el país

Junto con Australia, lideran las zonas más calientes de todo el hemisferio sur con marcas térmicas extremas y persistentes.

Argentina se encuentra sumida en una intensa y prolongada ola de calor, que está desencadenando tardes sofocantes y noches sin respiro en gran parte de su territorio, desde la región Norte hasta el norte de la Patagonia. Esta nación sudamericana se ha convertido en la zona más calurosa de América, enfrentando un fenómeno climático que desafía los registros históricos.

Según expertos como Diego Araneo, doctor de la Universidad de Buenos Aires en ciencias de la atmósfera e investigador del Conicet, Argentina está a punto de alcanzar temperaturas que la colocarían como el epicentro de las altas temperaturas en el continente americano. Araneo, en diálogo con Infobae, señaló que tanto Argentina como Australia se encuentran entre las regiones más calientes del mundo en estos momentos.

«Este sábado 2 de febrero será uno de los días con temperaturas más altas en promedio en Argentina», advirtió Araneo. Las provincias más afectadas serán las del Centro y Norte del país, aunque hacia mitad de la próxima semana se espera que la ola de calor alcance también a la ciudad de Buenos Aires y la provincia homónima.

La situación se agrava con la persistencia del fenómeno. Según Cindy Fernández, comunicadora del Servicio Meteorológico Nacional, la ola de calor ha sorprendido por su duración. Regiones como Mendoza y el sudoeste de Buenos Aires ya llevan alrededor de 10 días soportando temperaturas extremas, y se espera que la situación se prolongue aún más.

Pero, ¿qué está causando esta ola de calor? Araneo explica que se debe a la formación de «ondas estacionarias» en la atmósfera, que pueden establecerse de manera anómala y dejar una región bajo la influencia de un centro de alta presión en altura, provocando el estancamiento y la concentración de aire caliente. En este caso particular, una onda establecida desde el Océano Pacífico ha dejado a Argentina en esta situación extrema.

El cambio climático también juega un papel crucial. Araneo advierte que las olas de calor se están volviendo más frecuentes en Argentina debido al calentamiento global causado por las actividades humanas. Si no se toman medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, estos eventos climáticos extremos serán cada vez más comunes, intensos y duraderos.

El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido alertas para 21 de las 24 jurisdicciones del país debido a las altas temperaturas. En algunas provincias como Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Buenos Aires, la situación ha alcanzado niveles críticos, con alertas rojas que indican un peligro extremo para la salud de todas las personas.

En resumen, Argentina se enfrenta a una crisis climática sin precedentes, donde las altas temperaturas amenazan la salud y el bienestar de su población. Es urgente que se tomen medidas para mitigar los efectos del cambio climático y proteger a las personas vulnerables de estos eventos extremos.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas